Excite

Vigas de madera: hermosas pero hay que cuidarlas

Las vigas de madera son uno de los elementos más sobresalientes de las casas antiguas. Con los bloques de pisos desaparecieron, sin embargo vuelven a surgir con fuerza una vez que las casas rurales han ido viviendo una segunda juventud. Descubre qué tipo de vigas de madera hay y cómo cuidarlas.

Madera, viga laminada y poliuterano

Las vigas de madera se pueden comprar tanto tratadas como sin la mano de una ebanistería. Sin embargo el primer caso es el mejor ya que nos ahorraremos una mano de obra.

Las funciones de las vigas de madera pueden ser diferentes pero una de las que más de moda está es el utilizarla como pérgola para el jardín además de ser soporte del techo.

También se puede optar por las vigas laminadas de madera. Estas tienen a su favor la resistencia. Siendo del mismo compuesto son capaces de aguantar más y por tanto abarataremos costes. Principalmente el del mantenimiento.

Si la casa que hemos comprado ya dispone de estas estructuras lo primero que deberemos hacer es comprobar que no tienen carcoma. Si la tienen no te preocupes, también tiene solución. Existen productos para acabar con estos parásitos de la madera.

Es necesario también que le eches algún protector o lasur. Se trata de un barniz que permitirá mantener sana a la madera y por tanto a la estructura de la casa.

Si no quieres complicarte la vida puedes adquirir vigas de poliuretano que imitan al material del tronco de los árboles. Con ello evitarás tener que darle el cuidado que sí requiere la madera.

Que sean seguras

Las vigas de madera son uno de los elementos más clásicos de las casas. Pero recuerda que debes de cuidarlas muy bien ya que no solamente está la hermosura y la naturaleza muerta que le dan a un hogar sino que también hay riesgo de que se pueda caer la estructura de un hogar.

España - Excite Network Copyright ©1995 - 2016