Excite

Ventilación de la casa sin aire acondicionado: trucos y consejos

Una de las claras desventajas del verano, es el calor, sobre todo cuando este se cuela en nuestras casas y si no tenemos sistema de aire acondicionado podemos creer que es imposible evitarlo, sin embargo hay alternativas para la ventilación de la casa sin aire acondicionado y lo mejor, sin gastar mucho dinero.

    @isagonzy – Twitter

Cómo mantener la casa fresca sin aire acondicionado

Son varios los trucos para refrescar la casa en verano. El principal es cerrar la ventanas y persianas durante las horas centrales del día, un buen método es dejar abiertas todas las ventanas por la noche, e ir cerrándolas a medida que el sol gira, de manera que evitaremos que entre el calor.

En las zonas de la casa en las que más da el Sol durante el día, es recomendable colocar un toldo, una vela o una tela, estas reducen notablemente el impacto del calor en la fachada y en los ventanales. Además en las terrazas es muy aconsejable emplear pintura blanca o suelo blanco, porque refleja el la luz del Sol y ayuda a mantener las habitaciones colindantes más frescas.

TRUCOS para mantener la casa fresca en verano

Aquellos que tengan un jardín en su hogar, pueden plantar árboles de hoja caduca o arbustos en las zonas oeste y sur, ya que son las que más impacto solar reciben y estos le proporcionarán sombra natural sin perder la oportunidad de que el sol penetre en el hogar durante el invierno.

Ventilar la casa en verano

Las mejores horas para ventilar la casa en verano son las del anochecer y hasta la madrugada. Para ello es aconsejable no abrir todas las ventanas, sino, utilizar el famoso truco de la ventilación cruzada que consiste en abrir ventanas o puertas opuestas, de tal manera que el aire penetre por la casa haciendo una corriente de aire natural.

    @P_Vertigam - Twitter

Cómo combatir el calor sin aire acondicionado

La casa, puede convertirse en un lugar más fresco mediante la decoración de interiores ya que hay colores y textiles que son más apropiados para el verano, reduciendo la sensación de calor y regulando incluso los niveles de humedad. Un ejemplo de ello son los textiles de lino y algodón que pueden emplearse no solo en el dormitorio, sino también en el salón con fundas para los sofás y cojines. Los tonos azules y claros, son perfectos para las cortinas y para los estores, así como para la pintura de las paredes porque absorben menos valor y reflejan mucho mejor la luz que otras gamas cromáticas.

España - Excite Network Copyright ©1995 - 2016