Excite

Ventajas e inconvenientes de las secadoras

La secadora sigue siendo uno de esos electrodomésticos considerados como prescindibles en nuestros hogares, sobre todo porque en la mayor parte de nuestro país suele hacer buen tiempo y no se necesita mucha ayuda para que se seque la ropa. Sin embargo, aunque en determinadas situaciones puede ser muy útil también conlleva algunas desventajas. Lo mejor es conocerlas a fondo.

Las secadoras son propicias en lugares donde suele llover con mucha frecuencia y los días son tan frescos que la ropa tarda mucho en secarse; también en las casas en las que no hay un buen espacio para tender la ropa y queremos evitar tener un tendedero portátil de forma perenne en algún dormitorio o en el salón. Por último, son sin duda adecuadas para personas mayores o con movilidad reducida.

Saber que podemos disponer de las prendas que necesitamos en un mismo día puede aportar cierta sensación de tranquilidad, aunque también hay que tener en cuenta sus desventajas, que no son pocas. Para empezar, las secadoras ocupan un espacio considerable, son bastante ruidosas cuando están en funcionamiento y tienen un precio más elevado que el de sus inseparables compañeras, las lavadoras.

Por otro lado, el mayor inconveniente que los usuarios suelen encontrar en las secadoras es que la ropa sale muy arrugada, de manera que cuesta mucho más trabajo plancharla. Es recomendable elegir un modelo que nos asegure la mayor eficiencia energética ya que es un electrodoméstico que consume bastante energía, y desechar las lavadoras-secadoras ya que suelen averiarse con más frecuencia y es difícil para los técnicos conseguir recambios.

Imagen: Gnarls Monkey en flickr.com

España - Excite Network Copyright ©1995 - 2016