Excite

Una habitación original y divertida

El dormitorio de los más pequeños es uno de los lugares de la casa que tiene que ir cambiando necesariamente con más frecuencia. Por este motivo vamos a darte algunas ideas para pintar esta habitación dependiendo de si se trata de un bebé, de un niño que ya ha empezado a ir al colegio o por el contrario de un joven que ya empieza a tener la necesidad de reafirmar su propia personalidad.

El papel de pared resulta muy adecuado para los dormitorios de los bebés, aunque te recomendamos que decidas por tonalidades en blanco, beige... y otro tipo de colores suaves, huyendo de los clásicos rosa y celeste. Un friso de madera en blanco o en algún otro color neutro te será de gran ayuda para readaptar la habitación más tarde, cuando tu hijo se haya hecho mayor.

Los niños tienen una gran imaginación, por lo que les encanta ver reflejados en las paredes a sus personajes favoritos. Esto puedes tratar de hacerlo por tu cuenta o también a través de vinilos decorativos. Es importante que escojas colores alegres para la pared, pero no demasiado estridentes para que no les alteren ni a la hora de hacer los deberes ni cuando se tengan que ir a la cama.

Cuando los niños se hacen mayores debemos dejarles que decidan lo que más les gusta para su habitación. Es posible que sea el momento de volver al papel pintado, pero dejando a salvo alguna pared para colgar posters y algún que otro objeto decorativo. El naranja, el berenjena y verde están de máxima actualidad, así que aprovecha para darle a este espacio un cambio de lo más favorecedor.

Imagen: Clarkston SCAMP en flickr.com

España - Excite Network Copyright ©1995 - 2016