Excite

Trucos para aislar la casa del frío en invierno

Con la llegada del invierno llegan las bajadas de temperaturas con lo que tenemos que encender la calefacción. Sin embargo, en muchas ocasiones, como la casa no está bien aislada el calor es escapa por las ventanas y las puertas ¿qué podemos hacer? Pues poner en práctica estos consejos para aislar la casa del frío en invierno que además de ayudarnos a evitar que es escape el calor y a mantener una temperatura estable, también nos ayudarán a reducir el consumo de calefacción.

    @viudadelmatador - Twitter

Cómo aislar la casa en invierno

Lo primero que tenemos que hacer para aislar la casa es saber por dónde es escapa el calor y para ello nos va a hacer falta una vela. Con este truco casero localizaremos las corrientes de aire. Para ello tenemos que arrimar la vela encendida a las ventanas y a las puertas repasando los bordes y esquinas, cuando la llama se mueva tendremos localizado el punto por el que se escapa el calor.

Una vez que sabemos cuáles son las ventanas y las puertas por las que entra aire, tenemos que comprar unos burletes adecuados. En una tienda de bricolaje especializada, así como en grandes superficies podemos encontrar diferentes tipos de burletes tanto para ventanas correderas como para las contras y las abatibles, así como para los velux. Este tipo de burletes son muy sencillos de emplear, generalmente tenemos que limpiar la zona en la que se van a colocar con agua y jabón, secar con un trapo limpio, medir la superficie, cortar el burlete y colocarlo haciendo presión.

Si cuando revisas las ventanas buscado corrientes de aire, descubres que el aire se está colando por las rendijas de la caja de la persiana, puedes taparlas empleando o bien masilla o silicona, ambas son muy baratas y fáciles de aplicar.

Para los bajos de las puertas también hay burletes especiales que tienen tiras de goma o pelo sintético que impiden que el frío se cuele en invierno en nuestro hogar. Pero en las puertas el aire también se puede colar por los laterales y por la parte superior ya que con los cambios de temperatura y el paso del tiempo, cambia ligeramente la forma. Para solucionar este problema, podemos utilizar los burletes de goma para ventanas de hoja, pero tenemos que cortar la medida exacta, tanto el largo como el ancho, para que la puerta cierre bien.

Cambiar las cortinas es otro de los trucos más prácticos que existen para aislar la casa del frío ya que cuanto más gruesa sea la tela de estas, más va a proteger la casa evitando el contraste de temperaturas. Además, en cuando comience a anochecer y a bajar las temperaturas en el exterior, lo mejor es cerrar las persianas que deben estar levantadas durante el día, sobre todo los días de sol, porque así la temperatura interior subirá un poco.

Soluciones prácticas para aislar la casa del frío y calentarla al mismo tiempo

Las alfombras son un elemento decorativo imprescindible en invierno, sobre todo en las casas que tienen suelo de terrazo o baldosa, aunque también son ideales para suelos de tarima, madera y parquet porque aíslan el frío del suelo evitando también que nos lo transmita al cuerpo a través de los pies.

Si tienes una casa grande, o hay espacios de la vivienda que no sueles utilizar a diario, lo mejor es tener la puerta cerrada y no poner en esta estancia la calefacción. Además, puedes calentar tu casa de una manera muy práctica, fácil y barata, por menos de 10 céntimos al día haciendo una estufa casera.

España - Excite Network Copyright ©1995 - 2016