Excite

Trucos de bricolaje: aprender a quitar el gotelé

Si bien es verdad que el gotelé hubo un tiempo en que parecía estar de moda, actualmente ha sido un recurso muy bien aprovechado por las empresas de construcción para cubrir las imperfecciones de las paredes y que lograran pasar desapercibidas. Por este motivo una de las tareas de bricolaje más frecuentes a las que nos tenemos que enfrentar cuando adquirimos una nueva vivienda suele ser quitar el gotelé de las paredes.

Hay quienes desde el principio prefieren dejarlo en manos de profesionales, pero si nos ponemos manos a la obra nos ahorraremos unos euros que podemos emplear en cualquier otra cosa. El primer paso es evaluar la pintura que se ha usado para las paredes; si se trata de pintura plástica tendremos que adquirir un producto especial, pero si es temple la humedeceremos con una esponja o un pulverizador.

A partir de aquí es cuestión de retirar lo que se ha ido reblandeciendo con una espátula. Ten en cuenta de que a pesar de que no es un trabajo complicado sí que conlleva bastante tiempo y sobre todo una buena dosis de paciencia. Una vez que hayas conseguido quitar esta capa el siguiente paso es lijar, lo cual puede hacerse de la manera tradicional o utilizando una lijadora, que es lo más recomendable.

Después de quitar el gotelé hay que lucir de nuevo la superficie aplicando alguno de los productos que se recomiendan en las superficies especializadas en bricolaje y decoración. Una vez que esté lista la pared, será cuestión de volver a lijar y ya estará preparada para que podamos pintarla como más nos guste.

Imagen: fluzo en flickr.com

España - Excite Network Copyright ©1995 - 2016