Excite

Tipos de mamparas para baños: elige el más adecuado para ti

Elegir una mampara de baño puede parecer una tarea sencilla a simple vista, sin embargo, son muchos los elementos a tener en cuenta a la hora de instalar una mampara en nuestro baño.

Tipos de mampara

Lo primero es saber las medidas de la ducha o bañera y el espacio libre a cubrir con la mampara. En función de esto encontramos varios tipos de mamparas para baños:

  • Mamparas de esquina: pueden ser de forma cuadrada o redondeada, cuentan con dos hojas fijas a los lados de la pared y entrada en la esquina mediante puertas correderas.
  • Mamparas en ele: similares a las de rincón, con la particularidad que uno de sus lados es más largo que el otro. Estas mamparas pueden instalarse con entrada de esquina como las mamparas de rincón o con entrada frontal por el lado más ancho, siendo el lado más pequeño una hoja fija.
  • Mamparas frontales: cuando la ducha está rodeada de pared, la mampara frontal protege la entrada con puertas correderas o abatibles, según el espacio disponible. Para entradas con menos de 70 cm las hojas plegables permiten una mayor comodidad.
  • Mamparas fijas: son más económicas y no tienen puertas, protegen con una hoja fija la zona más cercana a la ducha, dejando libre la entrada. Son recomendables solo para duchas y bañeras de gran tamaño.

Los materiales

Una vez elegido el tipo de mampara que necesitamos según nuestro baño hay que prestar atención a los materiales. La estructura de la mampara puede ser de aluminio o acero inoxidable. La primera opción es la más económica, pudiendo elegir el acabado entre metalizado, lacado o mate; mientras que la segunda cuesta algo más pero ofrece una terminación más elegante.

En cuanto a los paneles de las mamparas pueden ser acrílicos o de cristal. Los paneles acrílicos son los más económicos y están realizados con una aleación de polímeros de plástico con un resultado duro y resistente. Por su parte, las mamparas de cristal están realizadas con paneles de cristal templado de 6, 8 o 10 mm de grosor, más caros aunque de mayor calidad.

Últimamente lo que se llevan son las mamparas "al aire", en las que los paneles están unidos entre sí y anclados directamente a la pared, dando un aspecto más ligero y luminoso.

Por último, no debemos olvidar algunos detalles secundarios y obvios que a veces pasan desapercibidos. Recuerda señalar al instalador la presencia de cualquier ventana en la zona donde debe colocar la mampara, así como posibles desniveles del techo.

Se puede decir que hay una mampara para cada baño, analiza bien todas las posibilidades y elige la que mejor vaya con el tuyo.

España - Excite Network Copyright ©1995 - 2016