Suelos de tarima flotante para todos los estilos

Si te has decidido a cambiar el suelo de la casa y desde siempre te ha gustado la madera, seguramente a estas alturas ya tienes claro que vas a optar por la tarima flotante. No obstante, más allá de los precios y de las distintas calidades existe una gran variedad de maderas, cada uno de ellas con un color inconfundible y con particularidades como unas vetas más o menos pronunciadas. ¿Te animas a conocerlas todas?

Los suelos naturales están de absoluta tendencia, con unos acabados muy conseguidos. En este sentido te recomendamos especialmente la madera de abeto, aunque si prefieres tonalidades claras que reflejen la luz de estancias más oscuras, entonces la elección está clara: la haya, el roble y el arce te proporcionarán el efecto que estás buscando.

Al contrario, las casas muy luminosas pueden permitirse otras tonalidades más oscuras que a su vez están llenas de encanto, como el wenge, el fresno cepillado o el peral. Este último resulta especialmente atractivo por el contraste que ofrecen sus distintas piezas, y es tan resistente que incluso se puede instalar sin problemas en la cocina. No olvides consultar siempre con tu proveedor cuál es el suelo más indicado para estancias como la cocina y el baño.

Las casas de fuerte inspiración étnica y colonial demandan suelos de tarima flotante elaborados con maderas muy exóticas, como pueden ser el nogal africano, el cerezo o la acacia, aunque el roble oscuro también resulta muy decorativo. Si no terminas de decidirte, puedes solicitar prestado un catálogo de muestras y llevártelo a casa para reflexionar tranquilamente sobre todas estas posibilidades.

Imagen: jepoirrier en flickr.com

España - Excite Network Copyright ©1995 - 2014