Excite

Suelos de parquet: cómo colocar tarima flotante en casa

Los suelos de parquet se han convertido cada vez más en un elemento habitual en cualquier casa. Dentro de los distintos suelos de madera que podríamos considerar, la tarima flotante ha adquirido un gran protagonismo ya que además de ofrecer un excelente acabado es muy fácil de instalar y se puede colocar sin problemas encima de cualquier otro pavimento, por ejemplo de cerámica o gres.

Los materiales que necesitamos para colocar nuestro nuevo suelo de tarima flotante son los siguientes: fibra aislante, una sierra de calar, un adhesivo para madera, unas cuñas, unos listones de madera, un pincel y una maza o martillo. Una vez que hayas medido la superficie, ten en cuenta que siempre se deben adquirir unos cuantos metros de más, alrededor de un 5% o un 10%.

Asegúrate de que el suelo está nivelado y comienza por extender la fibra aislante. Cuando instales las primeras tablas, acuérdate de usar las cuñas para dejar una superficie de dilatación contra la pared de aproximadamente un centímetro, ya que la madera tiende a dilatarse con la humedad. A la vez que vamos colocando las tablas iremos aplicando la cola con el pincel, teniendo en cuenta que puede tardar unos 20 o 30 minutos en secarse.

En la actualidad hay disponibles suelos de tarima flotante que se instalan sin necesidad de cola, encajando mediante un sistema de click. Una vez que hayamos colocado todo el suelo, cortando cuando sea necesario al llegar a la esquina o al final de la pared, nos dedicaremos a los rodapiés y ya tendremos listo el nuevo suelo de parquet de nuestra casa.

Imagen: Shht! en flickr.com

España - Excite Network Copyright ©1995 - 2016