Excite

Sácale partido a la decoración con las paredes blancas

  • Foto:
  • espaciohogar.com

Cuando una habitación cuenta con las paredes en color blanco resulta mucho más sencilla la labor a la hora de ornamentarla gracias a la versatilidad de este tono. Al tratarse de un color neutro y sencillo recibe con bastante armonía cualquier objeto que se le añada, en base a los gustos personales de los usuarios.

Si además de las paredes en color blanco, se opta también por poner los suelos en este tono, se consigue un ambiente realmente fresco y que aporta al espacio mucha luz. Hay que cuidar mucho el resto de la decoración para contrarrestar el predominio del blanco. Lo más aconsejable en este caso es hacer una buena distribución del resto de los colores.

Una buena idea para que este tipo de decoración triunfe dentro de un dormitorio es, por ejemplo, jugar con la combinación de diversos materiales, utilizar muebles de madera en tonos fuertes y darle un toque especial al conjunto aportado por una lámpara de araña o en color negro o de colores vivos.

Poner las paredes y el suelo en blanco es un guiño directo a la decoración minimalista. Este estilo aplicado en el salón puede ser un acierto absoluto. Opta por la aplicación de espejos que reflejen la luz que aportan las paredes a la estancia. Todo ello combínalo con muebles de madera también en colores neutros y algún sofá en el que se combinen los colores planos de los muebles y de la pared. Si quiere darle un toque más personal puedes añadir alguna lámpara decorativa o una figura especial.

España - Excite Network Copyright ©1995 - 2016