Excite

Quitar manchas de óxido no es misión imposible

Ver una mancha de óxido en nuestro vestido favorito puede hasta dolernos. Pero, salvo la muerte, todo tiene solución y podemos tener nuestra prenda como el primer día. Quitar manchas de óxido no es misión imposible y además no hace falta que lo hagan en una tintorería. Lo podemos hacer nosotros mismos en casa.

Quitar el óxido de forma natural y rápida

El óxido puede aparecer en la ropa debido a que los restos de metales se adhieren a las prendas, especialmente a las blancas. Para quitar manchas de óxido tendremos que elegir un día soleado. Sí, no se puede eliminar bien este tipo de máculas si no es a través de los rayos de Sol. Por tanto, olvídate de una secadora.

El limón contra el óxido

Esta vez no meteremos la ropa en la lavadora, ni siquiera la frotaremos a mano. En su lugar tomaremos un limón fresco y lo cortaremos en dos.

Tomamos una de las mitades y lo exprimimos sobre las manchas de óxido. En el caso de que haya varias, tendremos que usar varios limones.

Saturamos con el jugo del limón la prenda. Espolvoreamos sal sobre las manchas, ya impregnada del cítrico.

A continuación tenderemos la ropa al sol. Cabe decir que no solo debemos limpiar la prenda un día que no haya nubes, sino que deberemos hacerlo temprano para que la vestimenta tenga una mayor exposición a la luz solar.

En principio, tras 20 minutos, la mancha habrá desaparecido, como si fuera arte de magia. Si no es así, déjala un poco de tiempo más a que haga efecto la combinación química.

Otros métodos

También se pueden quitar manchas de óxido con otros métodos. Se puede cambiar el jugo de limón por vinagre. O bien comprar ácido oxálico y echar dos cucharadas sobre las manchas. Lo que nunca debes de hacer es tirar la prenda, porque tiene solución, rápida y, sobre todo, barata. ¡Haz la prueba!.

España - Excite Network Copyright ©1995 - 2016