Excite

Qué bombillas elegir para ahorrar en la factura de la luz

La factura de la luz va a subir el mes de agosto una media de 2'4 € por hogar. Si estás buscando cómo ahorrar algo en la factura de la luz, debes saber que lo mejor es cambiar las bombillas de casa por bombillas que consuman menos. Descubre qué bombillas elegir para ahorrar en la factura de la luz.

Tipos de bombillas para ahorrar en la factura de la luz

En el mercado se pueden encontrar diferentes tipos de bombillas y cada una de ellas supone más o menos ahorro para los consumidores. Para saber qué bombillas elegir para ahorrar en la factura de la luz debemos saber también cuanto se va a usar y que tipo de luz preferimos.

Bombillas LED para ahorrar en la factura de la luz

Con las bombillas LED se puede conseguir un ahorro de hasta un 80%. La duración de este tipo de bombillas se encuentra entre las 15.000 horas y las 50.000. Son las más recomendadas para ahorrar en la factura de la luz y deben colocarse en aquellas estancias en las que se va a permanecer más horas con la luz encendida, como salones, cocinas, oficinas o estudios.

Bombillas ECO-Halógenas

Estas bombillas duran el doble que las típicas bombillas incandescentes y pueden suponer un ahorro de un 30% en la factura de la luz. Son las más económicas y lo mejor es colocarlas en lugares en los que la luz no permanece mucho tiempo encendida, como en el pasillo o el aseo. Además, son las más económicas y suelen durar unas 2.000 horas aproximadamente.

Bombillas de bajo consumo para ahorrar en la factura de la luz

Gracias a estas bombillas de bajo consumo también se puede reducir la factura de la luz un 80%, además estas bombillas son más económicas y asequibles que las bombillas LED. Tienen una duración aproximada entre 4.000 y 15.000 horas y al igual que ocurre con las bombillas LED, son recomendadas para estancias en las que se va a permanecer más tiempo.

Otros trucos y consejos para ahorrar en la factura de la luz

Además de saber qué bombillas elegir para ahorrar en la factura de la luz, hay otros trucos que se pueden seguir para conseguir ahorrar más todavía.

Lo primero es, si se puede, cambiar los electrodomésticos de la casa, como el frigorífico, la televisión, el lavavajillas o la nevera, por electrodomésticos de bajo consumo, con esto se puede reducir hasta un 40% más la factura de la luz.

Otro truco es decorar la casa con colores claros que reflejen la luz natural, de esta manera muchas veces nos podemos ahorrar encender la luz. Además, se recomienda desconectar por completo aquellos sistemas electrónicos que no se estén usando, ya que la función stand by también consume.

España - Excite Network Copyright ©1995 - 2016