Excite

¿Por qué hay espejos en los ascensores?

No es que todos los ascensores tengan espejo, pero sí que es algo muy común. Tan común que ni siquiera nos preguntamos para qué están. Pero ahora nos lo preguntamos y lo respondemos.

Cosas de psicología

A primera vista, la utilidad de los espejos de los ascensores es la de comprobar el aspecto físico, por si uno lleva una mancha de chocolate en la cara o un mechón de pelo asilvestrado. Desde luego que que para eso sirven (y para hacer fotos raras), pero la razón final es una cuestión psicológica.

Los ascensores son espacios cerrados muy pequeños. Para muchas personas, sentirse encerrado produce angustia, aunque sea en un trayecto corto como el de los ascensores. Los espejos parecen multiplicar el espacio, de modo que parezca más grande y se alivie en parte esa sensación de opresión. Por eso los ascensores exteriores, en lugar de espejos, suelen tener al menos una pared transparente. En los ascensores más modernos se suele instalar una pequeña pantalla que da noticias e información del tiempo. El efecto es el mismo, pues al distraerse mirando las noticias no se presta atención a lo pequeño del espacio.

FOTOS: Los 11 lugares más aterradores del mundo

Cuando se instalaron los primeros ascensores, los edificios no eran muy altos, pero empezaron a construirse rascacielos, así que cada vez más personas usaban el ascensor. Y les resultaban muy lentos, lo que provocaba quejas. Parte del remedio, por supuesto, fue diseñar ascensores cada vez más rápidos y seguros. Pero, al mismo tiempo, se dieron cuenta de que los pasajeros de los ascensores los percibían como más lentos de lo que en realidad eran, debido a que estaban encerrados en un cubículo sin nada más que hacer que mirar a la pared y pensar en lo que podría pasar si el ascensor cayera. Instalando espejos, se conseguía ese efecto, distraer a los usuarios durante el trayecto.

España - Excite Network Copyright ©1995 - 2017