Excite

Conoce la poda de los árboles frutales

Cada vez está más cerca el mes de febrero, y con él llega la temporada de poda de árboles. Tanto si tienes que podar tu jardín tú mismo como si cuentas con algún profesional no debes perder de vista los diferentes tipos de poda según los tipos de árboles.

En el caso de los árboles frutales existen cuatro tipos de podas fundamentales: la poda de formación, la poda de limpieza, la poda de fructificación y la poda de rejuvenecimiento y regeneración.

La poda de formación es la primera a la que se somete un árbol, suele realizarse en sus tres o cuatro primeros años de vida y sirve para que adquiera una forma correcta en su crecimiento. Esta poda tiene varios modelos: vaso, pirámide, eje central, cordones, palmeta regular e irregular. Cada una de ellas especial para los diferentes frutales.

La poda de limpieza por su parte, se realiza todos los años en todas las especies, sirve fundamentalmente para quitar todos los elementos malos y que estropean el árbol, como son las ramas secas, los chupones, tocones secos, etcétera.

La poda de fructificación está orientada a la preparación del árbol para la siguiente cosecha frutal, que renueve su formación es uno de los principales pasos para que se prepare para acoger a los nuevos frutos.

Y por último la poda de rejuvenecimiento y regeneración, es la más agresiva de todas, se lleva a cabo cuando el árbol baja su producción frutal y consiste en podarlo drásticamente para que rebrote. Este tipo de poda se lleva a cabo a través de cuatro métodos: terciado de ramas, descabezado, renovación por injerto y recepado.

Con estos consejos ya puedes poner los árboles de tu jardín a punto para la próxima temporada.

Imagen: metronoticias.com.mx

España - Excite Network Copyright ©1995 - 2016