Excite

Pasos para plantar el césped de tu jardín

Las labores del hogar son entretenidas y hay auténticas mentes inquietas que deciden invertir parte de su ocio y tiempo libre en diversas actividades de bricolaje.

Plantar césped en el jardín de casa, es una actividad que se vuelve habitual con la llegada de la primavera y el verano. Haz que tu jardín se llene de color verde y se convierta en un punto de reunión para toda la familia.

Paso a paso

Para plantar césped en el jardín, hay que tener en cuenta una serie de premisas previas y seguir cuidadosamente los pasos establecidos.

Aspectos básicos

Para plantar las semillas de césped hay 3 aspectos básicos a tener en cuenta:

  • Tierra vegetal: cuanta más, mejor. La capa mínima que debe tener el césped para poder sobrevivir es de 10 cm.
  • Ph: El equilibrio es el objetivo. No es tan importante en el césped en sí, pero si en el terreno.
  • Drenaje: hay que controlarlo. No es bueno que el césped se encharque en exceso.

Pasos fundamentales

El proceso a seguir para plantar césped es laborioso pero también muy gratificante. Para obtener los mejores resultados estas serían las claves:

  1. Instalación de la red de riego y drenaje. Aquí merece la pena invertir e instalar un sistema de riego automatizado. El drenaje no es obligatorio excepto en los suelos arcillosos o con tendencia a la acumulación de agua en exceso.
  2. Acaba con las malas hierbas. Hay que provocar que salgan y luego aplicar herbicida. El Glifosato es el más usado.
  3. Labrar el suelo. Hay que hacerlo con una profundidad de unos 30 cm. Puedes hacerlo con una azada tradicional o con un moderno motocultor que te facilitará el trabajo.
  4. Abono de fondo. Te ayudará a preparar el terreno. Aplica 5 kilos de fertilizante complejo 15-15-15 por cada 100 metros cuadrados de terreno.
  5. Siembra de semillas. Hay que distribuirlas a mano y de forma uniforme por todo el terreno. La proporción viene en el envase, pero lo habitual suele ser 35 gramos de semillas por metro.
  6. Rastrillas y pase de rulo. Estos pasos han de llevarse a cabo tras sembrar. El rastrillar nos permite distribuir correctamente las semillas y el pase de rulo favorece la germinación del propio césped.

Riego y tratamientos

Tras plantar el césped, los resultados comenzarán a germinar poco a poco. Para cuidarlo y mantenerlo reluciente se recomienda activar el sistema de riego 2-4 veces al día. En menos de 2 semanas ya tendremos los primeros brotes.

Las semillas recién germinadas corren el riesgo de ser atacadas por hongos. Hay tratamientos fungicidas específicos que aunque no son necesarios ni obligatorios, si son beneficiosos para el recién plantado césped.

España - Excite Network Copyright ©1995 - 2016