Excite

Cómo pegar posters sin dejar marca

Si tenéis niños en casa que tengan posters en sus cuartos, habréis podido comprobar, a la hora de hacer limpieza o pintar, que la pared está llena de agujeros como consecuencia de las chinchetas usadas para fijarlos. Sabed que hay diversos adhesivos que nos dan la oportunidad de pegar esos posters sin dejar marca alguna.

Lo mejor, las masillas

Si bien en los últimos años han proliferado diferentes productos, los mejores para pegar posters sin dejar marca son las masillas que, moldeándolas con los dedos, te permiten pegarlas en las paredes para, a su vez, pegar posters o fotos.

Como un chicle

En los bazares, supermercados, y sobre todo en las grandes tiendas de bricolaje y decoración, es donde podremos encontrar estos adhesivos. Suelen venir en cajas de 45 o 50 gramos y vienen a costar entre un euro y medio y tres euros.

Como hemos señalado, estos adhesivos se moldean con los dedos y, como si fueran un chicle, se pegan a la pared. Dependiendo de la calidad de la masilla, pueden pegarse igual de bien en paredes lisas que en aquellas que tengan gotelé. Eso sí, lo bueno que tienen es que no dejan marca alguna ni suelen llevarse la pintura una vez se quitan.

Otra de las ventajas de estas masillas es que no huelen y no hacen daño a las manos una vez se moldean. Además, dependiendo de la cantidad que pongamos, no sólo nos servirán para colgar posters o fotos, sino incluso otros objetos de mayor consistencia como puede ser, por ejemplo, un calendario.

Otros adhesivos

En el mercado también podemos encontrar otros tipos de adhesivos más parecidos al papel celo, aunque más resistentes. Sin embargo, éstos si suelen dañar las paredes una vez se quieren arrancar. Por lo tanto, si lo que queremos es pegar posters sin dejar marca, lo mejor que puedes hacer es comprar cualquiera de las distintas masillas que están a la venta.

España - Excite Network Copyright ©1995 - 2016