Excite

Los efectos del papel de aluminio sobre tu salud

Las personas consumimos aluminio todos los días, ya sea a través de utensilios de cocina como las ollas, las latas para beber, las cremas o los tubos. Además, el papel de aluminio se ha convertido en una parte integral de la vida diaria. No son pocas las personas que se preguntan si no es malo para su salud envolver alimentos en él, una cuestión que se viene escuchando desde hace bastante tiempo, una pregunta que no está del todo injustificada, ya realmente hay alimentos que deben mantenerse alejados del papel de aluminio tanto por tu salud como por la integridad del mismo.

    Foto: Shutterstock

Así cambia la comida

Es cierto que el contenido de aluminio en algunos alimentos aumenta enormemente cuando se envuelven en esta solución presente en todas nuestras cocinas, puesto que el material particulado acaba directamente en los alimentos. Los expertos en salud advierten sobre el riesgo de envolver alimentos ácidos o salados en aluminio -esto incluye encurtidos, frutas cítricas, especialmente en rodajas, ruibarbo o arenque salado- puesto que estos alimentos son particularmente propensos a absorber partículas de aluminio.

Pero el papel de aluminio tampoco debe usarse para proteger los tomates o la carne. Esto es especialmente importante durante la temporada de barbacoa. Los alimentos como las patatas o las verduras a menudo se envuelven en papel de aluminio o se colocan encima para asarlos a la parrilla. Y cuando los comes, por lo tanto, ingieres también parte del aluminio que ha sido transferido a los mismos. También debes evitar cubrir los trozos de carne con papel de aluminio, sobre todo porque normalmente ya están colocados sobre placas de metal, con lo que el riesgo es doble.

Niveles de aluminio en los alimentos

Visto lo anterior, nos queda preguntarnos: ¿Cuánto aumenta el valor del aluminio en los alimentos si se envuelve en éste? El medio de comunicación alemán WDR encargó un estudio sobre este asunto en el verano de 2014. Resulta que el valor puede dispararse de tres a cuatro veces respecto a sus valores iniciales, lo que resulta preocupante. Por ejemplo, un pepino con un valor de 9,2 mg/kg pasó a 28 mg/kg después de cinco días en papel de aluminio. Con los tomates, el resultado es aún más dramático, pasando de 0,7mg/kg a 3,1mg/kg. Según la Autoridad Europea de Seguridad Alimentaria, cada adulto no debe ingerir más de un miligramo de aluminio por kilogramo por día. En niveles más altos, esto puede ser perjudicial para la salud. Los estudios han encontrado niveles elevados de aluminio en los cuerpos de personas con Alzheimer y en pacientes con cáncer de mama, por ejemplo. Y la ingesta no solo ocurre a través de los alimentos, ya que los desodorantes también pueden contener aluminio, por lo que asegúrate de leer su etiquetado antes de comprarlos.

España - Excite Network Copyright ©1995 - 2021