Excite

¿Pueden volver las juntas a ser blancas?

¿Qué duda cabe? A pesar de esforzarnos por mantener la casa recogida, hay cierto tipo de tareas que han sido siempre una asignatura pendiente en cuanto a la limpieza del hogar, como los cristales o los azulejos del baño y la cocina. Los peor de ellos no está en sí mismos, sino en las antiésteticas juntas que empiezan a ennegrecer con el paso del tiempo.

En la actualidad puedes encontrar muchos productos de limpieza indicados especialmente para este tipo de superficies. En el caso del baño pondrán una especial atención en la cal y en la humedad, y en el de la cocina en la grasa. A pesar de todo, para proporcionarles un brillo extra puedes pasarles un trapo mojado en tres partes de alcohol, una de agua y otra de limpiacristales.

Pero... ¿y las juntas? Lo mejor es hacerse a la idea de que nunca volverán a tener el brillo del primer día, pero cuentas con una gran variedad de soluciones. Puedes intentar limpiarlas regularmente con un cepillo de dientes y un poco de lejía, si quieres diluida en agua. Una vez que ya se impone darles un nuevo aspecto, lo mejor es optar por un producto especial que se comercializa con un cómodo aplicador.

A pesar de todo, también hay quien se atreve a retocarlas con un pincel y pintura blanca, aunque esto requiere mucha paciencia. En cuanto al suelo, puedes probar a limpiar las juntas con un poco de agua fuerte y un cepillo de dientes. Ten cuidado porque se trata de un ácido, y si lo dejas actuar demasiado tiempo puede estropearlo. Es preferible hacer antes una prueba en un lugar poco visible para evitar accidentes.

Imagen: butkaj.com en flickr.com

España - Excite Network Copyright ©1995 - 2016