Excite

Los jardines con traviesas de tren, una elección segura

  • Foto:
  • bricomarkt.com

A la hora de realizar y diseñar un jardín, hay que tener en cuenta toda una serie de elementos. En primer lugar, hay que fijarse en el entorno, analizar los climas y microclimas del lugar, medir el terreno para hacer un plano, conocer las características del suelo y pensar en la decoración del jardín a través de elementos como la piedra o la madera. Por ejemplo, cada vez más personas optan por los jardines con traviesas de tren, adoquines, rocallas, tarimas, mobiliario..., todo ello porque la madera aporta calidez y naturalidad.

Antes de analizar los dos tipos de traviesas de tren que existen en el mercado, es necesario decir que aquellas tratadas con creosota resisten mucho más a la putrefacción. Además, se mantendrán durante más tiempo si las colocas en un lugar seco, como por ejemplo, sobre la arena.

Respecto a los tipos, en primer lugar destacamos las traviesas de tren recuperadas, las cuales han sido realizadas con una madera densa, rígida y compacta, por lo que son ideales para aquellos trabajos en los que se soporta las inclemencias del tiempo o grandes esfuerzos. Actualmente, estas traviesas son las más duraderas, por lo que se convierten en la mejor opción en exteriores.

En cambio, las ecotraviesas o traviesas de tren ecológicas, no son tratadas con productos nocivos, por lo que pueden estar en contacto con personas y pueden ubicarse en espacios interiores. Para realizar jardines con este tipo de traviesas de tren, es necesario emplear un sistema de protección llamado autoclave. Se trata de introducir una serie de productos protectores en profundidad en el interior de la madera. Gracias a este sistema, las traviesas ecológicas son igualmente funcionales, siempre que no dejemos el núcleo expuesto a la intemperie sin protección.

España - Excite Network Copyright ©1995 - 2016