Excite

Un huerto en casa cultivado y cuidado por ti mismo

La colocación de un huerto en casa puede aportar una gran cantidad de beneficios para el usuario tanto materiales como emocionales. Con la primavera llega la época idónea para plantearte crear el tuyo, para ello solo debes saber por dónde empezar y seguir unos pequeños consejos que te ayuden a conseguirlo

Tener tu propio huerto significa entre otras cosas poder consumir las hortalizas y verduras que tú mismo hayas cultivado con toda la frescura y calidad garantizada gracias al conocimiento del origen de procedencia.

Para organizar un huerto lo que debes hacer el primer lugar es buscar un sitio dentro de tu jardín que sea bastante soleado. Este punto es muy importante ya que un huerto necesita siempre muy buena iluminación, como mínimo dos horas diarias. Si no cuentas con suficiente espacio de tierra al sol también puedes optar por utilizar macetas. Si te decantas por esta opción, debes emplear macetas realizadas de materiales resistentes y que al menos tengan entre 20 y 40 centímetros de profundidad.

El segundo paso es comenzar a plantar, tienes dos opciones, una son los plantines y otra las semillas. En el caso de los plantines tienes como principal ventaja que puedes plantarlos directamente en la tierra, sin embargo para las semillas necesitarás plantarlas previamente en almácigos que les ayudará a adaptarse mejor. Cuando alcancen una altura de entre 5 y 10 centímetros podrás trasplantarlo.

Y para finalizar en el caso de que sea posible es muy importante incluir compost en la tierra o alguna clase de abono orgánico, esto mejorará de manera notable los cultivos de tu huerto en casa y lograrás que tengan una calidad óptima y con un sabor realmente natural.

Imagen: fundacionrais.org

España - Excite Network Copyright ©1995 - 2016