Aprende a elegir tus grifos de cocina

Escoger los grifos de la cocina no es tan fácil. Tenemos que combinar la necesidad, ya que estas llaves son muy utilizadas en la casa, como la estética. Existen diferentes modelos y cada uno con unas características muy específicas, así que hay que conocerlos bien para elegir el que se adapta a nuestra cocina.

Monmandos, extraíbles y abatibles

Existen tres tipos de grifos de cocina. Se diferencian entre ellos en sus estructuras: los fijos, los que se pueden extraer y los que tienen movilidad completa.

Monomando

El monomando es de los grifos de cocina el que está ahora más de moda. Este tipo de llave destaca por ser sencilla y muy cómoda. Pareciera que fue diseñada incluso por algún ingeniero de Apple.

Como su nombre indica solo tiene una planca y si lo subimos o bajamos será como regulemos la potencia del agua y a los lados para indicar la temperatura. ¿Lo mejor? Suelen ser más baratos.

Extraíbles

El segundo tipo de grifos de cocina es la llave extraíble. Es más caro que el monomando pero sin embargo al ser extensible llega más allá de su posición. Es muy pragmático tanto para limpiar como para llenar recipientes.

Abatibles

Los grifos abatibles son el tercer tipo de llaves para la cocina. Son los que permiten una mayor movilidad debido a que prácticamente pueden girar sobre sí mismos no solo en el plano vertical sino también horizontal.

Esto les hace muy útiles en cocinas muy estrechas. De esta forma podremos trabajar más cómodamente: cuando la llave nos moleste, solo tendremos que girarla hasta que no ocupe nuestro espacio.

Cada cocina necesita su grifo

Los tipos de grifos de cocina dependen de la habitación en la que trabajemos y de nuestros hábitos de uso de la cocina. Si no cocinamos mucho el monomando es el ideal, sin embargo si todos los días hacemos usos de los fogones, necesitaremos uno extraíble o bien uno abatible.

España - Excite Network Copyright ©1995 - 2014