Excite

¿Qué es Feng Shui y cómo aplicarlo en casa?

Para entender qué es feng shui se debe hacer referencia a la Geomancia, un método de adivinación que interpreta las marcas en el suelo que se formen a partir de arrojar materiales como arena, tierra o piedras en lugares determinados. El significado literal de las palabras feng shui son viento y agua, y dejando a un lado la geomancia de su doctrina taoísta, en la actualidad se define como el arte de modificar el ambiente seleccionando cuidadosamente la ubicación y dirección de los objetos que nos rodean en nuestro hogar o lugar de trabajo. Su objetivo es devolver el equilibrio natural al espacio que habitualmente ocupamos para así crear entornos energéticamente privilegiados que proporcionen salud y bienestar.
Siempre que se vaya a decorar nuestro entorno al estilo feng shui se deben de tener en cuenta dos conclusiones importantes. La primera, que existe una única energía que mueve la naturaleza que nos envuelve. La segunda, que esa misma energía sigue unas pautas, predecibles a partir de una distribución de probabilidad y que se ajustan a un modelo dinámico de intercambio en el que la energía siempre es constante, el Qi.
Para el Feng Shui existen cinco elementos naturales como son la madera, el fuego, la tierra, el metal y el agua, que deben estar debidamente representados. A la vez que vas haciendo cambios en tu hogar éstos también se deben ir produciendo en tu interior, eliminando los sentimientos negativos de ira y frustración y dando paso a otros con más serenidad y armonía. Sólo así lograrás dar ese giro que deseas en tu vida.
Para el Feng Shui existen cinco elementos naturales como son la madera, el fuego, la tierra, el metal y el agua, que deben estar debidamente representados. A la vez que vas haciendo cambios en tu hogar éstos también se deben ir produciendo en tu interior, eliminando los sentimientos negativos de ira y frustración y dando paso a otros con más serenidad y armonía. Sólo así lograrás dar ese giro que deseas en tu vida.
Los mejores días para realizar una cura o limpieza Feng Shui son los martes, jueves y sábados por la mañana y esta ha de comenzarse desde el centro de la casa hacia afuera, para expulsar las malas vibraciones y energías. Es fundamental, además de quitar el polvo y fregar los objetos y el suelo con agua, poner orden en la estancia y tirar todas aquellas cosas viejas que ya no sirven porque estas tienen energía y vibraciones negativas que no permiten que el chi positivo de la abundancia entre en nuestro hogar.
El movimiento de la puerta del dormitorio se considera el fluir del rio, mientras que la pared representa la montaña. Por este motivo simbólico la cama no debe estar colocada directamente frente a la puerta, sobre todo en el halo imaginario que el marco de la misma proyecta desde donde esta colocada hasta la pared de en frente. Sin embargo, si es importante que se encuentre frente a la misma de manera indirecta o que quede a un lateral, al igual que la ventana, porque según el Feng Shui permanecemos vigilantes durante el sueño y esta posición da mayor seguridad para poder conciliar el sueño.
La colocación en el Feng Shui de la cama viene determinada por una serie de simbolismos de elementos del cuarto que se consideran importantes para el correcto equilibrio de nuestra estancia en la habitación. En el Feng Shui la cama se considera mejor si no es metálica porque el metal es conductor de electricidad. Desde esta geomancia se aconseja que sea siempre de madera. Los espejos también tienen un papel importante. Se debe evitar que estos se encuentren frente a nosotros cuando dormimos para no reflejar la luz entre otras cosas.
La colocación en el Feng Shui de la cama viene determinada por una serie de simbolismos de elementos del cuarto que se consideran importantes para el correcto equilibrio de nuestra estancia en la habitación. En el Feng Shui la cama se considera mejor si no es metálica porque el metal es conductor de electricidad. Desde esta geomancia se aconseja que sea siempre de madera. Los espejos también tienen un papel importante. Se debe evitar que estos se encuentren frente a nosotros cuando dormimos para no reflejar la luz entre otras cosas.
El color verde es ideal para el baño y los dormitorios de los niños y adolescentes. También podemos pintar el salón en tonos verdes o azules ya que estos transmiten armonía y paz y además calman el espíritu. El color menta y el turquesa son tendencia en la decoración de interiores en el 2013. Los colores nos sanan a través de las energías que transmiten. Según nuestro estado de ánimo podemos utilizar el color, no sólo en el entorno sino incluso en nuestra vestimenta o en los alimentos que ingerimos.
Crear un jardín zen puede ser un ejercicio de meditación para comprender las influencias externas en nuestras vidas y las dificultades a que nos enfrentamos. Hallar el nexo entre ellas permite encontrar la paz interior. Lo ideal es un lugar tranquilo y despejado en el que se pueda pasar tiempo contemplando el jardín y trabajándolo. No hay que ser budista para construir jardines zen en casa, solo hay que desear tener un poco de tiempo para uno mismo. Tener tiempo para contemplar las preocupaciones y equilibrarlas con la vida y la naturaleza es importante, y construir un jardín zen es un buen modo de centrar los pensamientos y emociones y de relajarse al menos un poco.
El Feng Shui es una ciencia compleja, por lo que si te decides a darle un cambio tanto a tu hogar como a tu espacio de trabajo, además de recibir la formación adecuada es recomendable que te dejes guiar por un profesional. Un entorno adecuado sin duda mejorá nuestro estado emocional y nuestra calidad de vida en general.
El Feng Shui es una ciencia compleja, por lo que si te decides a darle un cambio tanto a tu hogar como a tu espacio de trabajo, además de recibir la formación adecuada es recomendable que te dejes guiar por un profesional. Un entorno adecuado sin duda mejorá nuestro estado emocional y nuestra calidad de vida en general.

España - Excite Network Copyright ©1995 - 2016