Espejos modernos: un toque chic para la casa

Mirarse a sí mismo es un acto casi reflejo que hacemos a lo largo del día. Ya que lo hacemos, nada mejor que en espejos modernos ya que éstos no solo muestran belleza sino que también ornamentan y realzan una habitación. Aprende a elegir el reflejo que se amolda mejor a tu hogar.

Curvas pequeñas

Los espejos modernos se diferencian de los clásicos y de otro tipo de cristales por su marco y su forma y no por el material que refleja. Así la frescura la traen figuras geométricas redondeadas y algunos materiales específicos.

Una de las principales características de los espejos modernos es que son pequeños. Lejos del barroquismo y de otros estilos donde las lunas ocupan casi toda una pared. En cierto sentido el modernismo es más minimalista.

Lejos de eso unos 30 centímetros o menos es el tamaño ideal. Como vemos lo principal que reflejan es la cara. Si necesitas ver más de tu cuerpo una solución muy buena es utilizar diferentes espejos colocados en vertical. Si los inclinas un poco será muy cool.

Las formas pueden ser redondas pero no por ello tiene que ser un círculo perfecto. Puede tener curvas como una guitarra o como si fuera el meandro de un río. No está prohibido que haya formas rectangulares pero si lo haces procura que no tenga marco.

En cuanto a los materiales, la plata no pasa de moda y siempre es un tanto moderna. Incluso cuando ha sido procesada para que parezca más antigua da un toque rejuvenecido con aires de clásico.

Para la habitación y el salón

Los espejos modernos tienen su mejor ubicación en el cuarto propio o bien en la zona común que es el salón. En los cuartos de baño mejor poner el clásico espejo grande y en la cocina es mejor optar por naturalezas muertas.

Elige bien el espejo respecto al resto del mobiliario que tengas en tu casa.

España - Excite Network Copyright ©1995 - 2014