Excite

¿Es mejor un árbol de Navidad natural o uno artificial?

  • alobos Life - Flickr

La decoración de la casa para la Navidad forma parte de la tradición (y de la diversión). Aunque en España ha sido más usado el Belén, hace ya varias décadas que es costumbre poner en casa un árbol y adornarlo, para dejar a sus pies los regalos.

En algunos casos la decisión es sencilla, por ejemplo, cuando se dispone de un jardín en el que el árbol puede quedar permanentemente, o bien cuando se tiene acceso a un bosque en el que conseguir una buena rama de pino, mejor que arrancar un arbolito entero. Para la mayor parte de la gente, la decisión requiere otras consideraciones.

Los árboles artificiales son en general buena elección. Hay muchos tipos y tamaño, algunos intentan ser más realistas y otros más de fantasía, pero todos cumplen su función. Entre las ventajas indudables: no hay que regarlo, no suelta resina, no se mustia, es más barato que los naturales y dura muchos años.

FOTOS: Los árboles de Navidad más extraños y curiosos

También tiene sus desventajas. Para empezar, desaparece lo que era la tradición de salir al monte a buscar un árbol. Además, no son ecológicos, pues están fabricados en materiales plásticos, aunque el problema queda contrarrestado por su larga duración.

Por su parte, los árboles naturales tienen una belleza propia y son más fáciles de reciclar, aunque se prefiere la replantación en otro lugar una vez pasadas las fiestas si el árbol sobrevive. Una de las críticas, el expolio realizado a los bosques, puede evitarse comprando los árboles cultivados en vivero expresamente para este fin. En todo caso, si se prefiere salir al bosque a conseguir un árbol, es siempre mejor optar por cortar una buena rama de un árbol viejo que arrancar un arbolito joven.

España - Excite Network Copyright ©1995 - 2016