Excite

El Feng Shui también se puede llevar a la oficina

Como seguramente ya sabes, el Feng Shui es una filosofía que puede ayudar a mejorar nuestra vida a través de la distribución de los distintos espacios y de los objetos de los que nos rodeamos, y que no sólo podemos poner en práctica en nuestra propia casa, sino también en nuestra oficina o lugar de trabajo. Esto puede mejorar nuestra creatividad, nuestro nivel de concentración y nuestro estado de ánimo, pero también el que nuestro negocio vaya mucho mejor.

En una oficina resulta muy importante la ubicación del escritorio. Nuestra mesa de trabajo debe ser amplia para permitirnos trabajar con comodidad, y estar ubicada de una manera correcta. Nunca debemos estar situados de espaldas a la puerta, aunque estar colocados de frente es también motivo de distracción.

Por ello, una buena alternativa puede ser posicionarla en diagonal, o si el espacio no lo permite, colocar un espejo que nos deje ver quién entra y quién sale. Es fundamental que la distribución de los distintos elementos de los que se compone nuestra oficina ayuden a crear una sensación de equilibrio, en referencia a las energías ying y yang.

No es recomendable que justo detrás de nosotros se encuentre una ventana, sino más bien una pared que nos aporte seguridad y en la que colgaremos nuestros títulos o diplomas o bien colocaremos una biblioteca con libros y manuales de consulta.

Los colores también son importantes a la hora de aplicar el Feng Shui a las oficinas. Los tonos verdes ayudan a estimular nuestra creatividad, y los naranjas a saber escuchar y comunicarnos. Es azul es apropiado para las personas que trabajan solas y el blanco aumenta la concentración.

Imagen: Pablo Matamoros en flickr.com

España - Excite Network Copyright ©1995 - 2016