Excite

El espíritu vintage llega hasta el dormitorio

El dormitorio es un lugar perfecto para dejarse seducir por la decoración de estilo vintage. No es imprescindible que lo recarguemos de objetos innecesarios, sino simplemente que nos centremos en unos cuantos detalles que le aporten mucha personalidad. Puedes empezar por un cabecero de capitoné, eligiendo un color para la tela que resulte divertido, aunque si no eres capaz de decidirte el blanco es siempre una apuesta segura.

Un buen truco es llamar la atención sobre la pared del cabecero con un papel pintado en motivos un tanto retro, aunque si no quieres complicarte demasiado siempre puedes pintarla de un tono muy de los años sesenta. La ropa de cama es imprescindible, así que échale un vistazo a todo lo que haya permanecido guardado en casa de tus padres o de tus abuelos.

Ya verás como te llevas alguna sorpresa. También es conveniente darse una vuelta por las tiendas de antigüedades o simplemente por los mercadillos, donde posiblemente encuentres las lámparas que estabas buscando. Lo vintage también puede ser muy pop o muy art decó, así que anímate a combinar distintos estilos siempre que sigas una cierta coherencia cromática.

Después puedes centrarte en detalles como las alfombras, un teléfono clásico, un despertador de aquellos que marcaron época... los objetos antiguos tienen un encanto especial que han adquirido a través de los años, y lo mejor de todo es que en la mayoría de las ocasiones siguen funcionando perfectamente. Quizás también puedas darle un toque vintage a objetos que ya no usas en casa reciclándolos, así que anímate.

Imagen: 01 en flickr.com

España - Excite Network Copyright ©1995 - 2016