Excite

El encanto de las paredes rústicas

En muchas ocasiones las casas de nueva construcción suelen presentar numerosas imperfecciones que podemos aprovechar para crear ambientes con mucha personalidad. Una solución puede ser transformar paredes sin vida en paredes rústicas, algo que podemos conseguir de distintas maneras utilizando técnicas como el estuco o la pintura decorativa. Apúntate unos cuantos consejos.

Aunque a veces nos cueste apreciarlo, el mayor encanto de las paredes rústicas es la imperfección, al igual que sucede en las casas rurales o de aldea. Por este motivo, cuando estés aplicando el acabado que le dará ese aspecto áspero y rugoso un buen truco es utilizar la espátula de una forma irregular. También puedes realizar algunas pasadas con una brocha, dejando las marcas.

Si no te atreves a llevar a cabo un cambio tan drástico, una buena solución puede ser también la pintura decorativa. Infórmate en tu establecimiento habitual de bricolaje y decoración, ya que actualmente hay pinturas que se aplican en varias capas (primero una base y después un acabado) que están dando muy buenos resultados, y con las que conseguirás crear ambientes muy auténticos.

Como en todo, también es importante prestar atención a los detalles. A las paredes rústicas les van muy bien elementos de decoración de apoyo como vigas de madera, o un color que resalte su forma tan especial. Aunque suelen predominar los tonos cálidos, también puedes atreverte con otros menos usuales, como el verde o el azul. Ya verás como de esta manera logras acaparar todas las miradas.

Imagen: Toprural en flickr.com

España - Excite Network Copyright ©1995 - 2016