Excite

Muebles lacados siempre a punto

En algún momento siempre viene bien aprender un poco más sobre el cuidado de los muebles lacados. No deja de ser cierto que aportan una gran elegancia a cualquier estancia -algo que se deja ver en el estilo Manhattan, por ejemplo- pero también lo es que con el tiempo tienden a sufrir desperfectos, y pierden su característico brillo. Te enseñamos cómo puedes mantenerlos siempre a punto.

A la hora de limpiar el polvo, es suficiente pasar un plumero o un trapo suave, sin ningún otro tipo de tratamiento. En el caso de que se haya manchado, moja el trapo en agua destilada (la misma que usas para la plancha) con un poco de jabón neutro, y después seca muy bien. Si se trata de manchas más persistentes, unos buenos aliados pueden ser el vinagre y el alcohol, especialmente este último.

Si ha llegado un momento en el que los muebles han perdido el brillo o han comenzado a amarillear, puedes probar a impregnar un trapo con un poco de gasolina; no te preocupes por el olor, ya que desaparecerá pronto si mantienes la estancia bien ventilada. Después pásale un trapo con alcohol, aunque hay quien recomienda preparar directamente goma laca en casa para conseguir un mejor resultado.

La cera que desprenden las velas también tiene solución: caliéntala con un secador de pelo y después retírala con un paño, mojado en alcohol si se resiste a salir. En el caso de golpes o arañazos, aplica un poco de cera incolora (ya que es muy difícil dar con la tonalidad adecuada) y a continuación frota la superficie con un trapo.

Imagen: esmueble.es

España - Excite Network Copyright ©1995 - 2016