Cómo cultivar preciosas rosas

Las rosas son las flores más bellas y demandadas en todas las floristerías del mundo. Sirven para decir te quiero, celebrar un nacimiento, hacer un ofrenda floral...

Sin embargo, son tan bellas como caras, por lo que quienes sean amantes de la jardinería pueden aprender a cultivar rosas en su propio jardín.

El arte de sembrar

Cultivar rosas requiere de una serie de condiciones en el terreno a sembrar. Puede parecer trabajoso, pero con mimo y constancia, los resultados son increíbles.

Tipo de terreno

A la hora de plantar cualquier tipo de flor se necesitan unas condiciones específicas. En el caso de las rosas, los mejores suelos son: arcillosos, limosos o arenosos. Y ahora la pregunta es ¿cuál es cuál?

Existe un truco para comprobar a qué tipo de suelo nos enfrentamos. Consiste en coger un puñado de tierra húmeda entre las manos y apretarla. Si al abrir la mano, la tierra se escurre entre los dedos es arcillosa. Si se queda compacta y prensada en forma de bola, es limosa. Sin duda, para las rosas la mejor es la limosa ya que además de filtrar bien el agua la retiene y conserva los nutrientes. Además, es rica en diversos materiales orgánicos.

Comprar rosas

A la hora de comprar las rosas que se van a sembrar se pueden adquirir en 3 modalidades diferentes:

  • Maceta
  • Semilla
  • Tallo

No hay unas mejores que otras. Cada una tiene sus ventajas. Las más baratas son las semillas y en el envase figura toda la información sobre el sembrado y cuidado de la rosa.

Rosas de tallo

La siembra de las rosas de tallo requiere una preparación más laboriosa. La noche previa hay que dejarlas sumergidas en agua enlodada para irrigarlas. Al día siguiente, antes de plantarlas, acuérdate de cortar el tallo casi a la mitad del tamaño natural. El hoyo ha de ser de 2 pulgadas de profundidad.

Cuidado tras el sembrado

La parte que requiere más implicación a la hora de cultivar rosas, es el cuidado y pasos a seguir una vez plantadas. El mejor abono es el mantillo orgánico que mejora el crecimiento y aporta los nutrientes necesarios.

El riego es muy importante. Las rosas, por lo general, requieren de abundante agua. Lo básico, es regar bien la raíz para evitar que se pudra la flor.

Con estas sencillas indicaciones, podrás cultivar rosas en tu jardín.

España - Excite Network Copyright ©1995 - 2014