Excite

Cuidados de la planta de Aloe Vera en casa y consejos para interior y exterior

El Aloe Vera es una planta que debería estar presente en todos los hogares porque es una planta utilizada para muchos remedios caseros y que tiene muchos beneficios para la salud. Pero ¿cuáles son los cuidados de la planta de Aloe Vera en casa? ¿Es apta para interiores y exteriores?

    @KineHealth1 - Twitter

Cómo cuidar una planta de Aloe Vera

Cuando compres una planta de Aloe Vera para tu casa lo primero que tienes que hacer es trasplantarla. La maceta más adecuada para esta planta es una ancha pero poco profunda y lo mejor es que no sea muy pesada porque así podrás moverla cuando sea necesario y puedes cambiar su ubicación del interior al exterior sin problemas.

El Aloe Vera es una planta que no quiere mucho riego y por eso, es mejor mezclarle un poco de arena o de perlita con la tierra en la que vamos a plantarla, de esta manera, filtrará el exceso de agua mejor y evitaremos que se nos estropee.

Las mejores aplicaciones del aloe vera para adelgazar rápidamente y embellecer la piel

Esta planta, es perfecta para interiores y para exteriores, eso sí, en el exterior debemos ubicarla en una zona en la que reciba luz del sol pero muy poco agua, por eso es mejor colocarla en un balcón o en una terraza cubierta. Además, tienes que tener especial cuidado en invierno. El Aloe Vera se podría quemar con las heladas, por eso es recomendable que la cubras con un plástico todas las noches.

¿Cuándo hay que regar el Aloe Vera?

El Aloe Vera es una plata que requiere muy poco riego, por eso lo mejor es regarla con un poco de agua sobre la tierra cada veinte o quince días, depende de la estación. Por ejemplo si es un verano muy caluroso. Recuerda que la raíz del Aloe se pudre cuando tiene mucha agua, así que no debemos dejarle un plato en la base de la maceta, lo mejor es que elimine el exceso de agua por si misma.

Cuidados para el Aloe Vera

    @ondacero - Twitter

Cuándo y cómo podar la planta de Aloe Vera

Si utilizas las hojas de tu planta de Aloe Vera a menudo no tendrás porqué podar la planta, pero sí tienes que hacerlo si la utilizas pocas veces. La importancia de la poda es eliminar las hojas viejas para que las nuevas cojan más fuerza y más gel.

Para podar el Aloe tienes que ir quitando con ayudar de la punta de un cuchillo las hojas inferiores, introdúcelo en la base de la planta para ir tirando de la hoja poco a poco. Cuando veas hojas secas o estropeadas, lo mejor es que también las elimines porque pueden infectar la planta y puede morirse.

Otra de las podas que debes hacer es la de las raíces, cuando vayas a trasplantar el Aloe a una maceta más grande, poda las raíces largas, además de facilitarte el trasplante, hará que la planta coja fuerza al generar nuevas raíces.

España - Excite Network Copyright ©1995 - 2016