Excite

Muebles de exterior como el primer día

Se acerca la primavera y tras ella el verano, y con esto comienzan las ganas de disfrutar del sol, del buen tiempo y de las tardes y noches al aire libre, es por esto por lo que el estado de los muebles de jardín es fundamental. Si deseamos que todas nuestras expectativas en estas fechas se cumplan, debemos tener a punto los muebles de exterior, por ello os damos algunos consejos que debéis seguir para el cuidado de estos muebles.

En primer lugar, y como sabéis, no todos los muebles de exterior están diseñados en los mismos materiales, por lo tanto, el cuidado de ellos será diferente. Durante estas letras vamos a hacer referencia mobiliarios distintos, como son la madera, el plástico, las fibras naturales y el hierro o el aluminio. Comenzando por los muebles de plástico o de resina, deciros que son dos de los materiales más resistentes; pero no por ello debemos dejar a un lado su cuidado. Para que estén a punto, y para que se mantengan como el primer día la mejor opción es lavarlos con agua y jabón, secándolos después con un paño.

En el caso de estos muebles de exteriores, hay que tener en cuenta que mientras no los utilicemos podemos taparlos con un paño o una tela para que no se decoloren con la luz del sol. En el caso de los muebles de madera en exterior, su cuidado es algo más complicado, debido a la influencia que los factores meteorológicos tienen sobre este material. Es por esto por lo que debemos barnizarlos de año en año, para crear una película protectora, y limpiarlos con agua y jabón pero sirviéndonos de un cepillo suave que no dañe la madera.

El mobiliario de fibras naturales es uno de los más complicados de cuidar, ya que en primer lugar debemos separar el polvo de la superficie, ya sea con un cepillo suave o con un paño, para después pasarles un paño húmedo con jabón neutro, y si fuera necesario, utilizar agua salada para que el material no pierda su rigidez. Por último, nos centramos en el hierro o el aluminio, que pese a ser uno de los materiales más resistentes para exterior, suele oxidarse. Si queremos que luzcan como el primer día, debemos lijar el óxido que aparezca en ellos con una lija o un cepillo de alambre y después darles una mano de barniz o pintura antioxidante.

Imagen: en decoraciondelacasa.blogspot.com

España - Excite Network Copyright ©1995 - 2016