Excite

Cuatro flores gigantes que reaccionan a su entorno

  • HQ Architects

La firma HQ Architects ha instalado su proyecto Warde en la plaza Vallero, en pleno centro de Jerusalén, en la entrada del principal mercado y cerca de una estación de tranvías. La instalación consiste en cuatro gigantescas flores de 9 metros de altura y otros mueve de diámetro cuando las flores están totalmente desplegadas.

La instalación forma parte de los esfuerzos de la ciudad para mejorar el centro urbano, añadiendo un toque de alegría y distracción a los ciudadanos. Una plaza dura, dividida por el tranvía, se convierte ahora en un lugar fantástico. Según los creadores, no se trataba de luchar contra el caos sino de intentar aliviar el espacio urbano, plantado estos cuatro elementos que tienen su toque de fantasía y, con su ayuda, superar la realidad de la plaza.

Se trata de la instalación de cuatro flores rojas gigantes, que pueden ser vistas desde toda la plaza y desde el mercado adjunto. Las flores se inflan de forma independiente como reacción a su entorno inmediato. Cada vez que un paseante se acerca a una flor, esta se abre para ofrecer sombra durante el día o un punto de luz durante la noche. Cuando la persona se aleja, la flor vuelve a deshincharse.

Todavía más sorprendente, cuando se acerca el tranvía, las cuatro flores se abren a la vez, lo que advierte a los pasajeros que esperan en la plaza de que es el momento de iniciar el viaje.

Fotogalería: Las decoraciones de fachadas más extremas para Halloween

Las flores cuentan con una fuente de alimentación en su base y de un compresor de aire en el cáliz, que es el que hace que el aire circule por el interior de los pétalos para hinchar y desplegar la flor. En el centro de la corola se encuentran los focos que sirven como farolas durante la noche.

España - Excite Network Copyright ©1995 - 2016