Excite

Aprende a mantener tus copas en perfecto estado

Las cristalerías están formadas por piezas muy delicadas, que a pesar de todo pueden pasar mucho tiempo junto a nosotros si sabemos darles el cuidado adecuado. ¿A quién no se le ha roto alguna vez una copa en el fregadero? Al estar normalmente guardadas en una vitrina suele depositarte en ellas polvo y suciedad, y también hacerse visible alguna que otra mancha de cal.

¿Qué puedes hacer? El lavavajillas no resulta recomendable, así que lo más conveniente puede ser llenar el fregadero por la mitad con agua tibia (nunca demasiado caliente, ya que un cambio de temperatura de forma brusca puede hacer que se rompan las copas), jabón y un poco de vinagre. De esta manera nunca aparecerán manchas de cal, y después tan sólo tendrás que aclarar y secar con mucho cuidado.

A la hora de lavar las copas, recuerda que debes hacerlo siempre de costado. Para darle un brillo extra al cristal, hay quien antes de secarlas (y una vez aclaradas) las sumerje en un poco de agua con amoniaco. No hace falta recordar que después hay que volverlas a aclarar en agua tibia para que no quede ningún tipo de residuo.

A veces no nos explicamos cómo ha podido ser, pero al sacar las copas del armario nos damos cuenta de que presentan un arañazo. No te preocupes porque no tendrás que adquirir una nueva cristalería, ni dejar huérfana la que tienes. Aplica un poco de pasta de dientes cubriendo la superficie dañada, y después frota con un paño suave. No es magia... pero el resultado es genial.

Imagen: isante_magazine en flickr.com

España - Excite Network Copyright ©1995 - 2016