Excite

Crea tu vivero en el jardín

Un vivero es un espacio acondicionado para producir plantas. Crea tu viveo en el jardín si deseas cultivar de manera sistemática y controlada ornamentales, árboles frutales, flores u hortalizas bien sea como aficionado o para comercializaras. Se puede iniciar la actividad con especies sencillas de mantener e ir a más a medida que se toma conocimiento y experiencia.

Primeros pasos

Si se tiene la suerte de contar en casa con un jardín más o menos amplio, es posible preparar un área del mismo para cultivar las plantas que se adecuen al clima del lugar y a su topografía.

Es importante hacer una buena planificación y posteriormente crea tu vivero en el jardín según lo pautado después de una investigación.

Como primera medida se debe observar alrededor: identificar qué han plantado con éxito los vecinos permite ahorrar tiempo, energía y dinero. También acudiendo al vivero comercial más cercano se puede mirar qué especies cultivan y hacer alguna consulta al dependiente.

Partes del vivero

Por sencillo que sea, debe tener unas zonas bien difereciadas:

  • Zona de sombra
  • Invernadero
  • Zona de cultivo al aire libre
  • Suministro de agua

La zona de sombra se crea con unas mallas que crean la en diversos porcentajes, bajo éstas se ubican las plantas cuyas especies no pueden estar a pleno sol porque sus hojas se quemarían y la planta no crecería.

El invernadero

Crea tu viveo en el jardín con un complemento ideal como lo es un invernadero, no una instalación inmensa como los de producción a gran escala, sino uno pequeño como los que suelen vender en los almacenes agrícolas para aficionados o pequeños viveros.

El invernadero es una espacio protegido ideal para sembrar semilleros, mantener plantas pequeñas y delicadas o aquellas que se quieren resguardar de las inclemencias del tiempo, de la humedad y de los insectos.

También es el lugar ideal para mantener las herramientas de jardinería y otros materiales pequeños. Es genial para disfrutar de la jardinería durante todo el año, aún en los meses fríos.

Los inveranderos ideales son los que tienen ventanas abatibles para refrescar el ambiente y dejar salir el aire caliente.

A pleno sol

En la zona de cultivo libre se ubican las plantas o árboles que necesitan la máxima cantidad de horas de sol para desarrollarse y tener los procesos de floración y fructificación. Un buen ejemplo son los árboles frutales (aunque deben protegerse en invierno), la mayoría de las flores y algunas hierbas aromáticas como la albahaca y el cilantro.

Agua y luz

Suministros básicos como agua y electricidad son indispensables, sobre todo la primera, para el riego apropiado de las plantas. Lo ideal y más ecológico es el riego por goteo para racionalizar el uso del agua.

También es recomendable planificar algún sistema de recolección del agua de lluvia para que el vivero en lugar de convertirse en un gasto, sea un proyecto sostenible.

Viveros productivos

La mejor orientación es hacia la radiación solar. Crea tu vivero en el jardín con orientación sur si el jardín está ubicado en el hemisferio norte, sobre la línea del ecuador, y con la norte si está en el hemisferio sur, por debajo del ecuador. De esta manera se tiene la mayor cantidad de horas de sol al año y el vivero será más productivo.

Para que el riego sea apropiado el suelo debe permitir que el agua drene, ya que si se estanca la humedad pudrirá las raices de las plantas, este aspecto es importante, especialmente en los terrenos planos, donde el agua tiende a estancarse.

España - Excite Network Copyright ©1995 - 2016