Excite

Conviértete en tu propio fontanero en casa

¿Se te ha vuelto a atascar el desagüe del fregadero, o el del lavabo? ¿Has notado que la lavadora no está funcionando tan bien como siempre? ¿En el baño no deja de caer agua de la cisterna? Estos son algunos de los pequeños problemas con los que nos solemos encontrar frecuentemente en casa, y que pueden tener solución sin tener que solicitar los servicios de un fontanero. ¿Quieres saber cómo?

Empezando por la cisterna, el primer paso será cerrar la llave de paso del agua y quitar la tapa. Es probable que el flotador se haya roto, por lo que será cuestión de desmontarlo y de ir con él a la ferretería para comprar uno nuevo. Tampoco viene mal echarle un vistazo a la válvula. Este mecanismo no tiene nada de complicado, tan sólo tendrás que tener algo de maña y de paciencia.

En cuanto a los pequeños problemas caseros de fontanería, suelen ocupar un lugar preferente los desagües, tanto de la cocina como del baño. Para desatascar el fregadero prueba primero con verter algún producto específico de venta en supermercados, y si esto no funciona desmonta el sistema, porque seguro que se han acumulado restos de comida y suciedad.

Lo mismo sucede con el baño, donde los cabellos y jabón pueden causar un incómodo atasco. En este caso un alambre puede sernos de mucha utilidad para retirar el tapón, aunque después debemos asegurarnos vertiendo un líquido desatascador. Para no tener problemas con la lavadora, es conveniente revisar periódicamente el filtro y poner un lavado en vacío con vinagre para prevenir la cal, trucos de fontanero con los que nos ahorraremos muchos euros.

Imagen: ohsojolly! en flickr.com

España - Excite Network Copyright ©1995 - 2016