Excite

Conociendo mejor los hornos eléctricos

A estas alturas ya nadie duda de que los hornos eléctricos se han convertido en unos electrodomésticos imprescindibles en todos los hogares. En muchos casos suelen estar situados justo debajo de la vitrocerámica ya que ambos se venden en conjunto, aunque cada vez son más los que prefieren situarlos a una altura más cómoda en una columna independiente, acompañados por ejemplo del microondas. Sin embargo, hay muchas más opciones para aquellos a los que no les queda espacio en la cocina.

La principal característica de estos hornos es la incorporación de unas resistencias eléctricas. En la mayoría de los casos suelen ser dos, y están situadas en la parte alta y baja del aparato para que los alimentos se cocinen de una manera homogénea. Desde un mando exterior se puede elegir si queremos que funcionen las dos resistencias simultáneamente o sólo una de ellas. Esto resulta muy útil cuando la comida necesita una mayor cocción sólo por uno de sus lados.

Si como decíamos antes tu cocina no incluye uno de estos hornos convencionales puedes adquirir por un precio bastante económico un mini-horno cuyas dimensiones pueden ser parecidas a las de un microondas, y así no tener que privarte de cocinar las recetas más saludables, además de deliciosas pizzas, quiches o postres como flanes y bizcochos.

Estos hornos incluyen una rejilla y su propia bandeja, además de que son muy fáciles de limpiar y de mantener. Los alimentos cocinados en el horno eléctrico te ayudarán a llevar una dieta más saludable, ya que al igual que sucede en el caso de la cocina al vapor obtendrás como resultado recetas muy bajas en grasas que resultan muy beneficiosas para la salud.

Imagen: gojeffrey en flickr.com

España - Excite Network Copyright ©1995 - 2016