Excite

¿Comprarías una alfombra de sisal?

Las alfombras de sisal han cobrado una gran relevancia en cuanto a la decoración del hogar en los últimos años. Elaboradas en un material natural, resultan ideales en ambientes rústicos y coloniales, aunque para la mayoría presentan muchas dudas. Al parecer muchos de de los que las han comprado piensan que son difíciles de mantener, y muy complicadas de limpiar. Te damos algunas pautas.

Para empezar, si te decides por una alfombra de sisal elije un lugar que no sea muy transitado para evitar manchas de pisadas, bebidas, alimentos... tampoco son la mejor opción para zonas comunes como los pasillos o la entrada de la casa. En cambio, pueden resultar ideales en una zona de lectura, una biblioteca... aunque aún así pueden mancharse. ¿Qué hacer entonces?

Lo principal es actuar rápido, antes de que la mancha penetre en las fibras. Si se te ha derramado alguna bebida, después de retirar los restos con un trapo lo más recomendable es utilizar un producto de limpieza en seco y frotar con un cepillo. Si no tienes este tipo de productos en casa puedes probar con el método tradicional: cepillar con agua, detergente neutro y un poco de amoniaco.

Si se trata de otro tipo de alimentos más grasos como salsas, aceite, mantequilla... una buena idea es echarle encima una sustancia absorbente que puede ser polvo de talco, sal o incluso harina, dependiendo de lo que tengas más a mano. Después tendrás que limpiarla siguiendo las indicaciones anteriores, y tener un poco de paciencia hasta que seque. Eso sí, recuerda que debes aspirarla a diario.

Imagen: Wonderlane en flickr.com

España - Excite Network Copyright ©1995 - 2016