Excite

Cómo vender un piso en época de crisis

Tanto la prensa como los telediarios citan periódicamente lo que es un comentario habitual en la calle: la compraventa de viviendas se ha estancado. Con la fuerte competencia de los bancos y cajas que ofrecen ventajas difíciles de superar, a los particulares les resulta aún más complicado lograr colocar un inmueble en el mercado. Por ello, si se quiere ser exitoso en el intento, resulta indispensable conocer y aplicar todas las técnicas y consejos disponibles acerca de cómo vender un piso.

Dedicar suficiente tiempo y esfuerzo

Lo primero que hay que tener presente es que vender un inmueble durante una crisis económica mundial no puede asumirse como un pasatiempo o una actividad secundaria. Se debe tomar como un trabajo, en el que hay que emplear un tiempo valioso y mucho esfuerzo.

Este “trabajo” implica, por un lado, dedicarse con afán a publicitar el piso; además del tradicional cartel en la fachada, se deben colocar avisos en locales del barrio y en cualquier parte que esté permitido: hay que recordar que todo esfuerzo es útil, pues la competencia es feroz.

Por otro, hay que “inundar” Internet, no sólo publicando avisos en los portales inmobiliarios más conocidos, sino en todos aquellos que tengan clasificados y, en este caso, estar continuamente actualizándolos para que tengan un buen posicionamiento. Se debe, además utilizar el máximo de palabras permitidas y sobre todo, de fotografías, incluyendo unas del portal y de la calle donde está ubicado el inmueble, de ser posible.

De igual forma, es indispensable estar dispuesto a responder de inmediato todas las llamadas y los emails que se reciban con solicitudes de información, aunque parezca que algunas no sean muy serias. No se puede saber realmente cuál de dichos contactos puede ser el comprador definitivo.

Por supuesto, se debe tener la flexibilidad para mostrar el piso en venta en el momento en que sea conveniente para el potencial cliente. Si se tiene un trabajo con horario de oficina y un posible comprador sólo puede verlo en esas horas, por ejemplo, se tendrá que pedir a un familiar o amigo confiable que lo enseñe. No se debe perder ninguna oportunidad.

Uno de los consejos básicos de cómo vender un piso es que éste debe mantenerse limpio y ordenado. Lo ideal, además, es que se pinten las paredes y se hagan los arreglos necesarios para que ofrezca la imagen de que se puede habitar de inmediato. Es muy negativo que a un posible comprador se le "quede la manilla de una puerta en la mano" al tratar de abrirla, o que se encuentre con malos olores o desperdicios.

Como siempre, el precio

Por último, aunque se sigan todos estos consejos, el precio será decisivo en el proceso de cómo vender un piso. Es fundamental ser realistas, pues el propietario normalmente tiende a valorar su vivienda por encima del mercado, básicamente por razones sentimentales. Lo cierto es que si se quiere realizar la venta será necesario ofrecer un precio algo menor al de inmuebles similares, considerando que hay un exceso de oferta, y estar dispuestos a escuchar propuestas, aunque parezcan algunas veces exageradas, pues siempre es posible negociar si el comprador observa cierta disposición por parte del vendedor a escuchar sus planteamientos.

España - Excite Network Copyright ©1995 - 2016