Excite

Cómo ser el perfecto anfitrión en una cena de Navidad

A medida que se acerca diciembre se empieza a notar el espíritu festivo y comienzan los preparativos para celebrar las fiestas más familiares del año. En Navidad es importante cumplir con el ritual y preparar una cena con todos los detalles para hacerla inolvidable.

    Vitek Kloc - Flickr

Preparar la mesa

Tan importante como el menú es la preparación de la mesa. Para la cena de Navidad es mejor prescindir de las servilletas de papel y sacar el mantel de hilo. No es necesario que tenga motivos navideños, un buen mantel blanco es suficiente. Es el momento de sacar de la vitrina la vajilla y la cubertería finas, que se colocarán en la mesa de forma armónica, dejando espacio simétrico entre comensales.

Se puede colocar un centro de mesa, pero no ha de ser muy alto, para no entorpecer la visión, ni demasiado grande, para que quede espacio para las fuentes. Los colores preferibles son los referidos a estas fechas: oro, plata, rojo y verde.

El menú

Aunque hay platos típicos de Navidad como el pavo asado, en realidad cada casa tiene sus propias tradiciones. No es necesario que sean platos muy caros, pero si debería cuidarse la presentación. Unos entrantes ligeros, un plato principal con acompañamientos y una variedad de postres y dulces típicos son suficientes. En este punto hay que considerar las particularidades de los invitados, como alergias o dietas específicas (sin sal, vegetariana, etc.), además de tener en cuenta los gustos de los más pequeños, que no siempre apreciarán los platos más elaborados.

En el capítulo de bebidas habría que disponer de algunos vinos, tintos para la carne y blancos para el pescado, junto con algunos vinos dulces o cava para los postres. También hay que tener agua con y sin gas y algunos refrescos que pueden gustar a los más jóvenes. De nuevo hay que tener en cuenta los gustos de los invitados y tener disponibles sus bebidas favoritas.

Los postres y la sobremesa

Navidad y turrones van juntos. Aunque se puede servir un postre ligero tipo macedonia o mousse, es imprescindible disponer de un buen surtido de turrones variados y otros dulces típicos como polvorones y mantecados. La bandeja de turrones se deja sobre la mesa durante la sobremesa, en la que se servirán los cafés. Es conveniente también tener un surtido de infusiones como té y poleo, para quienes no les guste el café.

FOTOS: Los árboles de Navidad más extraños y curiosos

La buena educación

Por supuesto, se trata de pasar unos momentos agradables, por lo que debería tenerse siempre en cuenta los gustos de los invitados. Un buen anfitrión, además, ha de estar siempre al quite cuando la conversación tome derroteros poco aconsejables. Temas como fútbol o política están mejor fuera de una mesa de Navidad, pues son susceptibles de convertirse en discusiones desagradables. Al despedirse, además de agradecer al invitado su asistencia, es de buen tono ofrecer un pequeño obsequio o una tarjeta navideña, como recuerdo de los momentos vividos juntos.

España - Excite Network Copyright ©1995 - 2016