Excite

Cómo se usa el amoníaco para limpiar la tapicería

Las manchas en el sofá, las alfombras y otros muebles tapizados son en muchas ocasiones imposibles de quitar y los productos que hay en el mercado para limpiar las tapicerías que están muy sucias, son caros, sobre todo si nos vamos a marcas buenas, que son más eficaces que los de marca blanca. Como alternativa a estos tenemos varias opciones y una de ellas es utilizar amoníaco. A continuación te explicamos cómo se usa el amoniaco para limpiar la tapicería.

    Twitter

Cómo usar amoníaco para limpiar tapicerías

Lo primero que tienes que hacer para limpiar con amoníaco una superficie tapizada es ponerte unos guantes de protección, y si no soportas los olores fuertes, una mascarilla. Nuestro consejo es que prepares la mezcla en una tina, en la que debes poner aproximadamente 2 litros de agua caliente y una taza de amoniaco. Si la superficie que vas a limpiar es pequeña, puedes hacer una mezcla de un litro y media taza.

Una vez que la mezcla está lista, usa una esponja para aplicarla sobre la superficie manchada y para frotarla bien. Con un trapo seco haz presión sobre la superficie para secarla y deja que se seque por completo al sol, al aire libre o con ayuda de un secador de pelo, pero sin arrimarlo mucho a la superficie.

Consejos para usar amoniaco para limpiar la casa

El amoniaco es uno de los productos de limpieza más baratos del mercado, aunque debemos usarlo con precaución, ya que causa irritación en la piel y en las mucosas, es el método más efectivo para limpiar moquetas, alfombras y tapizados.

Cuando manipules este producto para limpiar la casa debes hacerlo siempre con guantes de látex, así protegemos la piel de posibles salpicaduras. Además, es muy importante hacer la mezcla de agua y amoniaco correctamente y es que con un chorrito bastará para limpiar una gran superficie porque el amoniaco es un limpiador muy potente y efectivo.

España - Excite Network Copyright ©1995 - 2016