Excite

Descubre cómo sacar brillo al estuco y renueva tus paredes

La técnica del estucado, es decir, la aplicación del estuco para cubrir paredes o superficies, es un proceso complicado y de un alto coste económico en comparación con otras técnicas como la pintura o el gotelé. Por el contrario, el estuco otorga un resultado elegante y de gran espectacularidad a cualquier sala en las que lo apliquemos, por lo que se ha convertido en una técnica altamente demandada a los especialistas.

El brillo del estuco, que se produce al pulimentar la última capa y le otorga un efecto espejo, es, sin embargo, un gran quebradero de cabeza para muchas personas, que no consiguen sacar todo el partido posible a su estucado. Tanto si estás pensando en cubrir con estuco las paredes de tu casa u oficina como si sólo necesitas saber cómo sacar birllo al estuco que ya has aplicado, sigue nuestros consejos para conocer los mejores trucos y obtener los mejores resultados para tu hogar.

Cómo conseguir un brillo de espejo en el estuco

El estuco, una pasta de grano fino empleada en el acabado de muros para dar un efecto mármol, y cuya composición incluye: cal apagada, polvo de mármol y pigmentos naturales, puede llegar a permanecer inalterable por más de diez años desde su aplicación. El estuco admite además varias técnicas de pulido para conseguir sacar ese brillo espejo tan característico que ha hecho tan popular a este material. Para conocer cómo sacar birllo al estuco sin necesidad de recurrir a profesionales, será fundamental comenzar aplicando el estuco de manera uniforme con una espátula metálica, el instrumento con el que posteriormente conseguiremos el brillo deseado.

Tras la aplicación de dos o tres capas de estuco, que debe hacerse siempre tanto en horizontal como en vertical, y una vez hayamos dejado secar las primeras aplicaciones, comenzaremos una nueva aplicación muy fina en la que iremos sacando brillo con la espátula. Para conseguir este efecto es necesario poner esta espátula lo más plana posible contra el estuco, y frotar fuertemente y de forma constante. Una vez que el estuco esté completamente seco podemos utilizar una pulidora hasta obtener una superficie tan brillante como la del mármol.

Trucos y consejos para tener la casa limpia en solo unos minutos al día

Un consejo para conseguir un brillo perfecto en el estuco con la espátula, que debe ser siempre de punta roma, es esperar hasta tener aplicadas al menos tres capas e ir presionando y frotando con fuerza por sectores cada pared en la que hayamos aplicado el material. De este modo, y situando siempre la paleta en plano contra el muro, dividiremos la pared en varias zonas en las que iremos frotando constantemente hasta conseguir el brillo mediante fricción. Gracias a esta técnica por secciones, no sólo podremos ir viendo el resultado por partes, sino que nos resultará mucho más sencillo ir igualando más tarde de forma homogénea el brillo del estuco aplicado, antes de pasar a la pulidora que dará el toque final a nuestro trabajo.

Otras opciones para obtener el efecto del estuco

Una vez que sabemos cómo sacar birllo al estuco, es importante conocer que en la actualidad es fácil encontrar unas pastas ya preparadas que imitan al estuco con adición de materiales sintéticos, lo que facilita la aplicación. Gracias a estas pastas conseguirás un efecto similar al del estuco con la excepción de que necesitarás aplicar unas ceras especiales para conseguir el característico efecto espejo.

Estas ceras, completamente innecesarias en el estucado clásico, te permitirán además mantener por más tiempo tu estuco sintético en buen estado. Una opción atractiva a la hora de decorar más fácilmente tus paredes si no eres un experto en la técnica del estucado.

España - Excite Network Copyright ©1995 - 2016