Excite

¿Cómo saber si tu microondas desprende radiación?

No hay que ser físico nuclear para saber que lo que el microondas le hace a los alimentos no debería hacérselo a los humanos que están a su alrededor. Los hornos de microondas cuecen los alimentos de forma distinta que los hornos convencionales. Un horno convencional produce calor, el horno microondas lo que hace es excitar las moléculas de agua de los alimentos, que es otra manera de producir calor, pero solo dentro del propio alimento.

La palabra radiación da mucho miedo desde, al menos, agosto de 1945, cuando se lanzaron las bombas atómicas en Hiroshima y Nagasaki. Antes que eso, se vendían productos radiactivos como pintalabios o incluso juguetes para niños sin que nadie levantara una ceja. Aunque es cierto que la radiación puede matar, también hay que saber de qué tipo de radiación hablamos. La diferencia está en la energía que lleven las ondas electromagnéticas, pues a partir de cierto nivel son capaces de causar cambios en el ADN. Eso ocurre con los rayos UVA, justo por encima de la energía de la luz visible. Las microondas están muy por debajo de ese nivel, por lo que se dice que son no ionizantes y no representan peligro de cáncer.

De todas maneras, a nadie le interesa tener un microondas defectuoso. De hecho, si las microondas escapan, el proceso de cocción será menos eficaz y el gasto en electricidad se multiplicará. Por mucho que pasen pruebas de calidad, cualquier producto es susceptible de fallos y averías, y los microondas no están libres.

FOTOS: 8 alimentos que podrían matarte... lentamente

Una forma de comprobar si nuestro microondas tiene escapes es por medio del móvil, que también emite radiación no ionizante, pero de una frecuencia distinta. La prueba consiste en poner el móvil en el microondas y cerrar la puerta. Atención, no hay que poner el microondas a marcha a no ser que quieras despedirte de tu móvil. Entonces hay que hacer una llamada al propio teléfono.

Como las puertas del microondas han de bloquear la radiación, el móvil no debería sonar. Si suena, es que hay algún grado de escape, aunque algunos hornos están diseñados para contener solo determinadas frecuencias y dejar pasar otras, como las que emplea el móvil.

España - Excite Network Copyright ©1995 - 2017