Excite

Cómo reutilizar los posos del café

En otros tiempos, por fortuna ya pasados, el primer uso de los posos de café era hacer más café, lo que se llamaba recuelo. De todos modos, los posos del café siguen teniendo su utilidad, y algunos de sus usos son sorprendentes.

    ® Getty Images

Para la limpieza

Los posos de café son efectivos contra la grasa y sirven para desatascar cañerías. Si el atasco es muy grande, hará falta usar productos más potentes, pero no cuesta nada probar primero con los posos. Otro uso en el hogar es como tratamiento de muebles oscuros y como reparador de arañazos. Se mezclan los posos con el producto de limpieza habitual y se aplica sobre los muebles. También se puede hacer una pasta con los posos y un poco de agua, con una cucharadita de aceite de oliva y aplicar directamente sobre el mueble. La ventaja de este tratamiento es que no solo pule la superficie y renueva el color oscuro, sino que también actúa como repelente del polvo.

Los posos de café, una vez secos, son excelentes como ambientadores y desodorante. Se pueden utilizar en armarios y en el frigorífico, pero también para frotar las manos para quitar el olor de haber estado cortando ajos y cebollas. Del mismo modo, se pueden emplear en la elaboración de jabones artesanales, que tendrán también función desodorante.

En el exterior

Aunque usar los posos del café como abono es un clásico bien conocido, por su contenido en nitrógeno, fósforo, potasio, calco, magnesio y azufre, también sirven como alimento a las lombrices que airean la tierra y se usan en el cultivo de setas y hongos.

FOTOS: ¿Cómo se toma el café en los diferentes países del mundo?

Menos conocido es otro uso de los posos de café en el exterior, como repelente de insectos. Se espolvorea en las zonas afectadas por hormigas y caracoles y se renueva cada tres días. También sirve para ahuyentar a los gatos callejeros, y puede ser útil para luchar contra las pulgas, añadiéndolos al agua del baño del perro.

Y también sirve como tinte para telas o para pintar sobre papel. Incluso se puede usar para hacer tatuajes temporales, al estilo de los de henna. Y se puede añadir a bizcochos y galletas para darles aroma. Y cuando todas las ideas se hayan agotado, ya se pueden tirar a la basura, al contenedor de residuos orgánicos.

España - Excite Network Copyright ©1995 - 2021