Excite

Cómo regar una orquídea, mantenla con vida

Las orquídeas son igual de bonitas que delicadas, ya que necesitan muchos cuidados en el riego para que la vida de la planta sea larga y no se eche a perder. Dependiendo del tipo de orquídea de que se trate, necesita unos cuidados más o menos especiales, pero cómo regar una orquídea es un denominador común.

El riego a tener en cuenta

La dosificación del riego en las orquídeas depende de factores como pueden ser el tamaño, tipo de flor, ambiente, etc.

Las hojas y las raíces nos ayudaran a saber el tipo de orquídea con la que estamos tratando, pues algunas no aguantan la carencia de agua como por ejemplo las epifilias, conocidas porque son las que cuelgan de los arboles.

Las que se encuentran dentro del grupo de las terrestres, hay que tener especial cuidado ya que no hay que esperar a que la tierra este completamente seca para volver a regarla.

Cuando la orquídea está plantada en una maceta no hay que poner el plato debajo, para evitar la acumulación de agua en las raíces.

El agua tiene que estar a una temperatura ambiental, y debe ser lo más natural posible, ya que el cloro puede dañar la planta, el agua mas idónea para su riego es el agua destilada, utilizar este tipo de agua ayuda a la floración.

Cómo regar una orquídea:

  • En verano: de 2 a 3 veces por semana.
  • En Invierno: 1 vez por semana, y debe realizarse por la mañana.

Para que la raíz no se pudra hay que regarla con agua en abundancia y pocas veces para mantener nuestro jardín sano.

Zona de la orquidea

Las zonas ideales para la perfecta vida de la planta es en zonas tropicales donde se encuentra mucha variedad, aunque en Australia también se hayan algunas de características extrañas, que han sido analizadas y efectivamente pertenecen al grupo de las orquídeas.

Es bueno tener idea de cómo regar una orquídea para su buena conservación.

España - Excite Network Copyright ©1995 - 2016