Excite

Cómo regar las plantas

Como todo ser vivo las plantas necesitan ciertas condiciones para subsistir, además de luz, necesitan agua para que tanto sus raíces como sus hojas se mantengan hidratadas. Pero cuidado!...existen unas directrices muy sencillas sobre como regar las plantas para mantenerlas sanas y hermosas, la frecuencia y la cantidad de riego influyen para que la planta crezca o muera por exceso de humedad.

Consejos y trucos

El agua es una necesidad indispensable para mantener las plantas sanas e hidratadas. Es por ello que es importante aprender como regar las plantas convenientemente para no producirles enfermedades, a continuación se enumeran algunas recomendaciones:

  • Cada planta tiene necesidades de riego diferente según su naturaleza. No se deben regar todas al mismo tiempo y con la misma frecuencia sino que se debe hacer oportunamente según la especie de cada una.
  • No es necesario llenar la planta de agua para estar seguros de que tiene suficiente, cuando apenas empieza a drenar agua por debajo de la maceta es el momento de parar el riego.
  • Se debe evitar derramar agua sobre el follaje ya que puede causar leves quemaduras con el calor del sol o también se pueden producir enfermedades fungosas.
  • Las plantas de exteriores, que pasan más horas al sol se secan más pronto y necesitan más riego.
  • En verano se debe regar todos los días y, varias veces al día en provincias con temperaturas muy altas. En primavera se riegan más las plantas que tengan flores y en invierno los riegos se reducen a uno semanal.
  • Los mejores momentos para regar son en la mañana o en después de la puesta del sol, cuando la temperatura ha bajado. Esto se debe a que el calor excesivo del mediodía mezclado con la humedad prolongada produce hongos en las plantas.
  • Sin embargo, si la zona es muy húmeda ésta demorará mucho para secarse por lo que, en estos casos, es mejor regar por la mañana.
  • El viento fuerte también reseca las plantas por lo que los días con mucha brisa se deberá regar moderadamente aunque no haya sol.
  • Las plantas en maceta necesitan riegos más frecuentes que las plantadas en tierra. Las plantas en la tierra tiene acceso a más recursos para sobrevivir como son agua y nutrientes. Mientras a las plantadas en macetas se les debe proveer estos elementos con frecuencia.
  • Los suelos arcillosos mantienen más la humedad que los suelos arenosos, las plantas cultivadas en éstos requieren menos agua que las sembradas en los arenosos.
  • Recién plantadas se deben regar todos los días para facilitar su adaptación al nuevo suelo, después de un par de semanas se pueden espaciar los riegos.
  • Es recomendable eliminar las malas hierbas ya que éstas debilitan las plantas consumiendo agua y nutrientes del suelo.
  • Si una planta se deshidrata se puede poner la maceta en un cuenco con agua y dejarla estar hasta que se rehidrate completamente. Si, por el contrario, tiene exceso de agua, de debe extraer de la maceta y enrrollarla en papel absorbente hasta que se elimine el exceso de humedad.
  • Si se tienen duda sobre la necesidad de riego de una planta en un momento determinado bastará con remover un poco la tierra superficial y palpar con el dedo si está aún húmeda o si necesita agua. Esta prueba sencilla irá indicando con que frecuencia y cómo regar las plantas.

Cuestión de práctica

El riego que cada planta necesita depende de su ubicación en la casa, la estación del año, el tipo de terreno, su dispocisión en el suelo o en maceta, y de su propia naturaleza. Como regar las plantas adecuadamente es una habilidad que se adquiere con la práctica y la observación hasta lograr mantenerlas a con un nivel de humedad constante que garantice su crecimiento sano.

España - Excite Network Copyright ©1995 - 2016