Excite

¿Cómo quitar las manchas de vino tinto de la ropa?

  • Fernando RAYO - Flickr

Contemplar una copa de vino tinto al trasluz permite apreciar el color, la limpidez y la intensidad. Eso dice los entendidos, y es cierto que una copa de buen vino tinto es un placer para los sentidos. Lo mismo que una mancha de vino tinto puede ser una pesadilla.

Las manchas de vino tinto están clasificdas entre las difíciles, junto a las de hierba y moho, entre otras. Pero es posible eliminarlas de nuestras prendas favoritas, sobre todo cuando todavía están recientes.

Uno de los trucos más conocidos es el de aplicar sal de mesa sobre la mancha. En realidad, la sal de mesa no elimina la mancha, pero absorbe parte del líquido evitando que se extienda mas por el tejido. Hay que tener cuidado, pues si se deja la sal demasiado tiempo produce el efecto contrario, fijando la mancha de vino a la ropa con mayor fuerza. Lo ideal sería utilizar agua, poniendo la parte manchada bajo el grifo hasta que el vino haya desaparecido.

Una mancha de vino tinto ya seca puede intentar eliminarse empapando la prenda con leche. Hay que calentar la leche y luego sumergir en ella la prenda manchada, dejando que actúe el tiempo suficiente para que el vino se vaya diluyendo. Después se puede proceder a lavar la prenda del modo normal.

Existe otro modo de eliminar manchas de vino secas, con una pequeña receta casera. Hay que preparar una disolución que contenga 5 partes de agua, una parte de agua oxigenada y cuatro partes de amoniaco. Se introduce la prenda manchada en la disolución y de deja en remojo unas cuantas horas. Después se aclara con abundante agua y se procede al lavado habitual. Es especialmente eficaz con manchas resistentes.

FOTOS: Soluciones caseras a problemas cotidianos en el hogar

Como advertencia general, estos trucos están pensados para ropa blanca, sobre la que pueden aplicarse sin peligro. En tejidos estampados o de color, hay que atenerse a las instrucciones del fabricante o probar primero sobre una zona poco visible de la prenda.

Y si todo lo demás falla, hay un viejo truco, realmente viejo, de cuando no existían siquiera las lavadoras. Se trata de probar primero a eliminar la mancha de vino con agua hirviendo y, si no desparece, se quema azufre en un recipiente amplio y se expone la prenda manchada a los vapores resultantes. Quizá sea más práctico llevar la prenda a la tintorería.

España - Excite Network Copyright ©1995 - 2016