Excite

Cómo quitar las humedades del techo

Las filtraciones y humedades son uno de los problemas más comunes en los hogares de todo el mundo, las causas por las que se producen son varias pero lo que hay en cuanto aparecen y nos damos cuenta de que existen, es analizar el problema y repararlo cuanto antes ya que, de lo contrario las humedades pueden ocasionar más problemas, no solo en nuestro hogar, sino también en nuestra salud. Cómo quitar las humedades del techo y de las paredes, es lo que vamos a explicarte a continuación, para que puedas repararlas tú mismo sin necesidad de llamar a un especialista.

    Twitter

Detectar el problema y buscar una solución

El primer paso para quitar las humedades del techo es saber a qué se deben, tenemos que atajar el problema de raíz, de lo contrario, el esfuerzo será el balde. Generalmente, las humedades del techo son por filtración de goteras o capilaridad, así que para ello tenemos que localizar el lugar del que puede prevenir la filtración de agua, ya que puede haber una tubería rota o dañada.

Otra de las causas más comunes de la humedad en el techo es por condensación, en este caso, el problema es más rápido de solucionar, porque lo que tenemos que hacer es conseguir una buena circulación de aire en la estancia afectada.

Divertidas soluciones para ahorrar espacio en casa

Reparar las humedades de los techos por fuera y por dentro

Si el techo en el que hay la humedad es el del tejado de una vivienda, lo más posible es que la filtración de agua se deba a que se ha estropeado el sistema de impermeabilidad o que una teja se ha movido de su sitio, en este caso, lo mejor es llamar a un especialista para que revise la situación. Lo mismo se aconseja en caso de que la humedad proceda de una posible tubería rota.

La humedad también podría proceder de una terraza que ha con el tiempo se ha dañado, en este caso lo mejor, aunque no es económico, es levantar todo el suelo de la terraza cubrir de nuevo con buen sistema de impermeabilización para balcones, azoteas y terrazas.

Cuando hemos localizado el lugar del que procede la filtración de agua que ha originado la mancha de humedad en el techo, procederemos a repararla por dentro. Con ayuda de una lija retiraremos la pintura dañada y limpiaremos con agua y lejía la zona afectada para destruir el moho y asegurarnos así que no volverá a aparecer. Después solo tenemos que pasar una o dos manos de pintura en la zona afectada.

España - Excite Network Copyright ©1995 - 2016