Excite

¿Cómo quitar el gotelé fácil y sin esfuerzo?

Hubo un tiempo donde el gotelé estuvo de moda. Era difícil encontrar alguna casa donde alguna de sus paredes o algún techo no estuviese pintado con gotelé. Sin embargo, esto pasó a mejor vida y ahora muchas personas quieren devolver las paredes a su estado natural y buscan cómo quitar el gotelé sin esfuerzo.

Iguala la pared con una pasta alisadora

El gotelé es un tipo de técnica de pintura que consiste en esparcir pintura al temple con un espesor mayor al habitual con lo que se consigue que aparezcan gotas que dan un acabado grumoso. Es una técnica que es muy recomendable cuando la pared tiene imperfecciones ya que se camuflan.

Aunque está técnica aún se usa, muchas personas quieren deshacerse del gotelé de sus paredes y buscan cómo quitar el gotelé. Para ello, lo más aconsejable es hacer uso de una pasta alisadora que iguale la pared.

Lo primero que debes hacer es proteger bien todos los enchufes, zócalos, aparatos o el propio suelo para evitar manchas de pintura. Ahora, tienes que hacer una mezcla de masilla o empaste de pintura y agua. La masilla la puedes encontrar en cualquier tienda de pinturas. Para hacer la mezcla hay que seguir las indicaciones de cada masilla, pero en general unos 400 gramos de esta por cada litro de agua. Luego remueve bien con un mezclador y si ves que queda demasiado espesa añade algo más de agua.

Aplicación de la masilla

La masilla se aplica a la pared con una llana y una espátula, de la manera más uniforme posible. Cada capa que se aplique debe tener un grosor en torno a los 5 milímetros de espesor. Mientras más grueso sea el gotelé más capa habrá que dar, entre capa y capa hay que dejar pasar una media hora.

Si quieres un resultado más preciso, no está de más un último lijado a la pared que la deje muy lisa. Ahora ya sólo queda pintar las paredes con los colores que se quieran.

Espátula y agua, una fórmula tradicional

Si esta técnica sobre cómo quitar el gotelé no te da el resultado esperado, puedes intentar con otra técnica que más tradicional: espátula y agua. Se trata de ir aplicando agua en la pared hasta que se vaya ablandando el gotelé y pasar la espátula, sin embargo, si la pintura es plastificada es muy difícil que obtengas buenos resultados.

España - Excite Network Copyright ©1995 - 2016