Excite

¿Cómo puedes eliminar el mal olor de las toallas?

Especialmente durante los meses de invierno, hay ocasiones en las que no podemos evitar que las toallas se impregnen de un desagradable olor a humedad. Si esto suele ocurrirte con frecuencia, no tienes más que tomar nota de unos cuantos consejos prácticos para hacer que esta sensación desaparezca para siempre, dándole además a estos tejidos el tratamiento adecuado.

Este olor tan característico está causado porque las toallas están constantemente en contacto con el agua, o en lugares húmedos. Para empezar, lo primero de debes hacer es meterlas en la lavadora y después del ciclo de lavado utilizar un suavizante perfumado, aunque no es conveniente abusar de él porque podría resentirse el tejido.Tampoco es conveniente hacerlo con la lejía o el amoniaco.

Una vez fuera de la lavadora, sécalas al sol. Si hace mal tiempo tiéndelas dentro de casa, pero en cualquier caso no las recojas ni las coloques dentro del armario hasta que no estén realmente secas. Una vez en su sitio, añade unas bolsas perfumadas con aroma de espliego, lavanda, flores frescas... que ayudarán a que las toallas conserven un olor muy agradable.

Las toallas que suelen sufrir más son las del gimnasio, ya que pasan bastante tiempo húmedas dentro de la mochila, y aunque las echemos al cesto tampoco suelen lavarse a diario. Lo más recomendable es que las extiendas al llegar, y que no las eches al cesto hasta que se haya secado el sudor. Usa preferentemente toallas pequeñas y lávalas con toda la frecuencia que puedas.

Imagen: Horia Varlan en flickr.com

España - Excite Network Copyright ©1995 - 2016