Excite

Cómo pintar una habitación consiguiendo un buen resultado

Pintar es una tarea engorrosa por la que los profesionales del sector cobran buenos servicios. No es de extrañar que cada vez haya más personas interesadas en saber cómo pintar una habitación por sí mismas, gastando sólo el dinero necesario en los materiales y ahorrando lo que costaría llamar a un pintor.

Más simple de lo que parece: materiales y a pintar

Antes de aprender cómo pintar una habitación necesitamos conocer cuáles son los materiales necesarios.

  • Rulos y brochas: parte fundamental sin la que es imposible realizar el trabajo. Lo ideal es un rulo antigoteras y una brocha de tamaño medio. Si vamos a usar colores diferentes debemos usar uno de cada para cada uno de los colores.
  • Alargador: facilitará mucho las cosas, aunque no es necesario si no se va a pintar el techo.
  • Plásticos y papel: el plástico se vende en cualquier ferretería y servirá para tapar los muebles. El papel servirá para tapar puertas y ventanas de madera, así como el suelo si también es de este material.
  • Fregona y cubo: si se trata de un suelo normal, nos bastará para recoger las goteras conforme vayan cayendo.
  • Cubo aparte: en él echaremos la mitad de la pintura y la mezclaremos con agua.
  • Escalera, o silla en su defecto.

Una vez revisado el material, podemos empezar a pintar siguiendo unos pasos:

  1. Dejar la habitación lo más vacía posible. Los muebles que no se puedan sacar se colocarán en el centro de la habitación y se cubrirán con el plástico.
  2. Mojar el suelo con el agua de la fregona, así evitaremos que la pintura se seque nada más caer al suelo.
  3. Mezclar la pintura con agua moviendo hasta que quede fluida sin llegar a estar completamente líquida.
  4. Meter el rulo en el cubo sin llegar a sumergirlo, dejando que ruede en la superficie de la pintura.
  5. Aplicar la pintura a la pared con movimientos suaves y sin apretar demasiado. Eso evitará que la pintura chorree.
  6. Una vez pintadas las paredes con el rulo, será tiempo de usar la brocha para las esquinas a las que este no ha llegado.
  7. Dejar secar un par de horas antes de aplicar la segunda mano.

Tres capas para cambiar de color

Estos son los pasos necesarios para saber cómo pintar una habitación. Aunque normalmente se aplican dos manos, en caso de cambiar de un color oscuro a otro más claro, posiblemente habrá que aplicar una tercera mano de pintura para ocultar los vestigios del antiguo color. Para las esquinas donde convergen dos colores distintos, cinta de carrocero puede ayudar a conseguir una línea recta y que se note lo menos posible el corte. Ponte manos a la obra.

España - Excite Network Copyright ©1995 - 2016